manchainformacion.com | Miguel Esteban 18/10/2021
 
 
Vota:
Comparte:
 
 
Personas de todas las edades se acercaron a la cultura del vino y compartieron las tradiciones asociadas a la recogida de la uva

La Fiesta de la Vendimia celebrada este fin de semana en Miguel Esteban para conmemorar el final de la recogida de la uva ha sido todo un éxito.

Personas de todas las edades disfrutaron de las actividades organizadas por la Concejalía de Festejos, Turismo y Tradiciones del Ayuntamiento miguelete con el fin de ensalzar el trabajo de agricultores y viticultores, mantener las tradiciones que lleva aparejadas la vendimia y extender la Cultura del vino entre la población.

La primera cita de esta Fiesta de la Vendimia fue la Galería del Vino, organizada por el Consejo Regulador de la D.O. La Mancha y desarrollada en la Casa del Tío Félix. Unas 70 personas participaron en esta actividad degustando vinos de diferentes tipos acompañándolos de productos gastronómicos como queso, jamón, chorizo, empanada o tortilla de patata.

En familia o entre amigos, los ‘catadores’ tuvieron la oportunidad de valorar los vinos, compartir sus opiniones entre ellos y disipar algunas dudas consultando al gerente de la D.O. La Mancha, el miguelete Ángel Ortega. Al finalizar, todos los participantes recibieron como obsequio camisetas con eslóganes relacionados con el vino, gorras, barajas y abridores, entre otros artículos.

Ya el sábado, la actividad se trasladó al paraje de San Isidro para festejar el Día del Caldillo. Unas 400 personas, distribuidas en unas 35 cuadrillas se dieron cita en este lugar para disfrutar de una jornada gastronómica y lúdica con sabor a vendimia.

Algunas cuadrillas comenzaron la jornada almorzando en la pradera e incluso permanecieron allí hasta el anochecer. Todos los participantes elaboraron sus típicos ‘caldillos’ empleando productos tan variados como palomo, pollo o bacalao. El Ayuntamiento les proporcionó pan, aceite, patatas, melón y zurra, además de obsequiar a cada cuadrilla con una garrafa de vino y otra de aceite de oliva de 5 litros. Al finalizar, se sorteó un jamón donado por el Ayuntamiento y otros productos donados por Agrocascos. La peña ‘El caldillo’ fue la ganadora del jamón.

Por último, el domingo, unos 50 niños y niñas participaron en la tractorada infantil. Subidos en sus tractores de juguetes a pedales, e incluso algunos ataviados con blusa y boina, los pequeños se divirtieron recorriendo las calles principales entre el atrio de la Iglesia y el Parque Nuestra Señora del Socorro. Todos ellos recibieron una bolsa de chucherías y pudieron disfrutar de dos castillos hinchables.

La concejal de Festejos, Turismo y Tradiciones, Mari Nieves Patiño, ha realizado un balance muy positivo de esta Fiesta de la Vendimia y ha destacado el buen ambiente que se ha creado en torno a cada una de las actividades y el buen tiempo que ha acompañado estos días.

“La buena aceptación y la alta participación han sido muy significativas y han demostrado que la gente ya tiene ganas de divertirse, de retomar las reuniones y reencuentros y de recobrar la vida social que la pandemia nos había arrebatado”, señala la concejal. Patiño también ha destacado que este año se ha optado por formatos muy diferentes que han gustado mucho como fue el caso de la degustación informal de varios tipos de vinos o el Día del Caldillo.

La concejal ha dado las gracias al Consejo Regulador de la D.O. La Mancha, a la empresa Agrocascos y a todas las personas que han participado en las actividades. Un agradecimiento que también ha hecho extensivo a las dos cooperativas vitivinícolas de la localidad ‘Nuestra Señora del Carmen’ y ‘San Isidro’, que en 2019 recibieron un reconocimiento coincidiendo con esta fiesta, y ha resaltado “la gran labor y el importante peso social y económico que tienen en la localidad defendiendo los intereses de los agricultores y aportando un valor añadido a los vinos migueletes”, una opinión que también es compartida por el alcalde, Pedro Casas, quien también participó en las actividades de la Fiesta de la Vendimia y recordó la importancia de este evento en un municipio eminentemente agrícola como es Miguel Esteban y donde prácticamente todas las familias están vinculadas al viñedo de una u otra forma.



También te puede interesar