TÜV SÜD | Tecnología 21/10/2021
 
 
Vota:
Comparte:
 
 
Cada vez es más habitual ver a la gente desplazándose en patinete eléctrico, especialmente en las ciudades. Y es que es un medio de transporte muy práctico en ciudad, ya que nos ahorramos utilizar el coche o el transporte público en trayectos que, si los hiciéramos a pie, se nos harían largos. Y lo mejor de todo es que su tamaño nos permite “aparcarlo” casi en cualquier parte. No obstante, también tiene sus desventajas y peligros: y es que no todo el mundo utiliza correctamente su patinete eléctrico y esto puede provocar accidentes con los transeúntes. Desde TÜV SÜD te facilitamos algunas recomendaciones para que utilices tu patinete eléctrico con total seguridad:

· Elige bien tu patinete eléctrico. En el momento de comprar tu patinete eléctrico, asegúrate de que está homologado. Ten en cuenta que en el mercado vas a encontrar todo tipo de patinetes eléctricos, con una clara diferencia de precios. Y es que a veces lo barato sale caro y algunos de ellos no han pasado los controles de calidad oportunos.

· Si nunca has usado uno, practica antes de conducirlo. Es crucial que primero te acostumbres al patinete y vayas mejorando tu técnica de conducción desde el principio. Si conduces correctamente tu patinete eléctrico, el riesgo de sufrir accidentes será menor. Antes de hacer trayectos largos, acostúmbrate a tu patinete practicando en zonas controladas, en lugares y/o momentos del día en que no haya demasiados coches ni transeúntes. Verás cómo, poco a poco, vas conduciéndolo con mayor fluidez. Acostúmbrate a llevar las dos manos en el manillar y a utilizar correctamente los frenos. Úsalos no solo cuando quieras parar, sino también cuando vayas a hacer algún giro y para controlar la bajada en pendientes.

· Circula siempre protegido. Cuando circulas con patinete eléctrico, al igual que cuando lo haces en bici o moto, también corres el riesgo de sufrir un accidente, por lo que no puedes dejarte en casa el casco. La DGT está redactando una normativa para la circulación de dichos vehículos. Puedes reforzar tu seguridad llevando otros elementos como guantes, protectores en muñecas, codos y rodillas, etc.

· Utilízalo en las zonas habilitadas. Es muy común pensar que podemos utilizar nuestro patinete eléctrico en cualquier sitio, por ejemplo, en la acera o el carril bici. Y es un error pensar eso, ya que son espacios reservados para transeúntes y bicicletas respectivamente. Debes utilizar los lugares habilitados para ello: en la mayoría de las ciudades, este tipo de vehículo debe circular por la calzada. No obstante, como la normativa puede variar entre municipios, te recomendamos que te informes bien antes de lanzarte a circular con el patinete por tu ciudad.

· Respeta las normas de circulación. Es importantísimo para tu seguridad y la de los demás. Cuando conducimos un patinete eléctrico, es importante saber que hay un límite de velocidad. Estos “vehículos” están limitados a 25 km/h. Además, a la hora de utilizar la calzada, hay unas normas que debes cumplir: cede el paso a otros vehículos cuando toque, no te saltes semáforos, ten cuidado en los pasos de cebra para no atropellar con tu patinete a los transeúntes, etc.

· Mayor precaución en situaciones adversas. Busca siempre la garantía de que el patinete cumple los estándares europeos de seguridad y calidad u homologación CE. Si conduces de noche, ten en cuenta que la visibilidad es mucho menor que durante el día. Utiliza las luces del patinete para ver bien, y ponte un chaleco reflectante para asegurarte de que otros vehículos o usuarios te verán bien. Por otro lado, si está lloviendo o hace demasiado viento, te recomendamos no utilizar el patinete eléctrico si no es estrictamente necesario. Conducir un patinete eléctrico en circunstancias como estas es muy peligroso, y en casos así es mejor prevenir y utilizar medios de transporte alternativos más seguros. Si en una situación extrema necesitas coger el patinete con lluvia, te recomendamos:

· Controlar la velocidad. Piensa que en suelos mojados las ruedas pierden adherencia y puedes resbalar. Precaución con la pintura vial de las carreteras, suelen ser resbaladizas con el pavimento mojado.

· No inclinarte hacia adelante. Este gesto puede propiciar caídas peligrosas.

· No pasar por charcos. El agua podría entrar en el compartimento de la batería y averiar tu patinete.

· Doblar la distancia de seguridad con otros vehículos para evitar posibles choques. Ten en cuenta que la distancia debe ser mayor cuando el asfalto está mojado y resbaladizo.

Los patinetes eléctricos, al igual que otros inventos o aparatos tecnológicos, han aparecido para hacernos la vida más fácil. En este caso, para poder desplazarnos por la ciudad, sin necesidad de utilizar otros medios de transporte. Pero para poder hacerlo con seguridad, es importantísimo utilizar el sentido común cuando circulamos con ellos.

Y tú, ¿tienes ya tu patinete eléctrico? Participa en el sorteo de un patinete eléctrico Xiaomi a través de nuestra cuenta de Instagram @tuvsuditv.

Acerca de TÜV SÜD

TÜV SÜD es un proveedor de soluciones de calidad, seguridad y sostenibilidad especializado en ensayos, inspección, auditoría, certificación, formación y consultoría. Desde 1866, la compañía ha mantenido el compromiso de proteger a las personas, las propiedades y el medio ambiente de los riesgos relacionados con la tecnología. Con sede en Múnich, Alemania, TÜV SÜD está presente en más de 1.000 ubicaciones en todo el mundo. TÜV SÜD opera globalmente con un equipo de más de 25.000 expertos multidisciplinares reconocidos como especialistas en sus respectivos campos. Al combinar experiencia, imparcialidad y una valiosa visión, la compañía añade valor tangible a las empresas, los consumidores y el medio ambiente. El objetivo de TÜV SÜD es ayudar a sus clientes en todo el mundo con una cartera integral de servicios para aumentar la eficiencia, reducir los costes y gestionar los riesgos. TÜV SÜD España cuenta con más de 1.400 profesionales y una amplia red de más de 70 centros, entre delegaciones e ITV.
También te puede interesar