Javier Fernández-Caballero | Consuegra 04/11/2021
 
 
Vota:
Comparte:
 
 
La localidad toledana de Consuegra celebró, el pasado fin de semana con una amplia programación, su Fiesta de la Rosa del Azafrán. A pesar de la lluvia y del resto de inclemencias meteorológicas, se llevaron a cabo múltiples actividades tanto culturales como deportivas constituyen en una festividad que tiene como objetivo dar a conocer el oro rojo que crece en La Mancha y que se recoge en octubre.

“La sensación es ciertamente agridulce porque, en esencia, hemos podido llevar a cabo todos aquellos eventos propios de la Rosa del Azafrán, pero no en la ubicación, en el entorno y en el espacio adecuados”, señala el alcalde, José Manuel Quijorna, en un balance con manchainformacion.com.

La Fiesta comenzó con el traslado de la Molienda de la Paz del Molino Sancho al Teatro Don Quijote por las circunstancias climatológicas. “Poner en marcha un molino de viento en esas circunstancias no era ni seguro ni adecuado, por eso lo trasladamos al teatro en un formato totalmente diferente. Lo que son las sensaciones propias de la molienda se perdieron, pero tuvimos la oportunidad de dedicar esa molienda simbólica a nuestro patrón y de vivir todos juntos la emoción de ese momento, aunque fuese dentro de cuatro paredes, en un teatro”, expone el primer edil consaburense.

Otros eventos como el certamen gastronómico también tuvieron que ser suspendidos por la lluvia, así como el concurso de arada y de habilidad con el remolque y con el tractor. El festival nacional de folclore se realizó con normalidad dentro del Teatro Don Quijote con tres grupos de Gijón, de Almería, de Madrid y el grupo anfitrión. “Fue de un nivel artístico tremendo desde todos los puntos de vista”, pone en valor Quijorna.

Concluye que “ha sido una Rosa del Azafrán agridulce, que nos ha dado mucho trabajo a nivel organizativo, ya que hemos tenido que organizar en el fondo dos eventos distintos, el normal y el que finalmente se tuvo que llevar a cabo por la lluvia, pero lo hemos hecho, estamos contentos, sigue siendo un elemento estructural a nivel de marca Consuegra y de consolidación del destino y ha atraído a mucha gente. La pena es que no se ha podido desarrollar en su plenitud”, se congratula y se lamenta el alcalde a la vez.

Ya piensan en la edición de 2022: “El año que viene es el 60 aniversario de la Fiesta. Ya estamos preparando la edición, que será muy especial, con muchas sorpresas, con una vista puesta en el pasado y también en el futuro. Esperamos hacer un evento a la altura de las circunstancias y del número que celebramos”, concluye.
LIX Fiesta de la Rosa del Azafrán
 
También te puede interesar