manchainformacion.com | Empresa y Formación 04/11/2021
 
 
Vota:
Comparte:
 
 
Tener un gato hidráulico coche es cada vez más necesario, pues algunos SUV de gran tamaño sobrepasan con facilidad los 2000 kg, lo que hace que elevarlos con los gatos mecánicos de toda la vida no sea sencillo o sea muy lento.

Este tipo de gatos se vende en varios formatos, como el de botella que se puede llevar en un maletín en el coche o los de carretilla que son los mejores para los garajes por su comodidad de uso y porque incluso nos permiten mover el coche sobre ellos si tenemos al menos dos.

¿Cómo se usa un gato hidráulico?

El uso de esta herramienta no difiere mucho de cómo empleamos el gato tradicional, pero lo que sí notamos es que tenemos que hacer menos esfuerzo y que tardamos menos en levantar un vehículo, que si pesa mucho es posible que apenas podamos elevar con una herramienta mecánica.

Para elevar el coche solo tenemos que colocarlo en un terreno firme y plano, situar el gato hidráulico en un punto resistente del chasis (suele venir marcado o podemos mirar el manual) meter la varilla en el cilindro y accionarla.

En el momento que empecemos a mover la palanca el automóvil subirá sin esfuerzo alguno aunque pese más de 2 toneladas, pero si tenemos un SUV muy pesado antes hay que mirar cuántos kilos aguanta esta herramienta con el fin de hacer comprar una adecuada.

El gato de carretilla es un accesorio imprescindible para los amantes de la mecánica

Hay otro tipo de gato que ayuda mucho a los aficionados a la mecánica y es de carretilla. Se usa igual que el de botella, pero ganamos en comodidad pues no hay que agacharse al usarlo.

Simplemente se pone en una zona rígida del chasis y de pie se acciona la palanca para subir el coche en un momento hasta la altura deseada.

Esto lo hace un accesorio muy útil para los aficionados a la mecánica, pues permite quitar las ruedas con facilidad para acceder a los frenos o a las suspensiones, y si escogemos uno que suba bastante el coche también nos vale para colocarlo a más altura y meternos debajo, siempre poniendo unas borriquetas como medida extra de seguridad.

También se usan en talleres profesionales

Aunque los talleres profesionales como motortown tienen elevadores para trabajar en los coches siempre veremos por allí gatos de carretilla, que les permiten elevar un coche un poco para hacer algunos trabajos sencillos cuando los elevadores están ocupados o no tienen demasiado espacio para llevar el coche hasta ellos.

Lo cierto es que con una inversión ridícula se puede tener una herramienta muy versátil que en los talleres se usa a diario y que nos sacará de más de un apuro en cambios de ruedas, de pastillas, purgar frenos, etc.

Existen herramientas muy versátiles que cuestan muy poco dinero y que nos ofrecen una asistencia increíble, como son los gatos hidráulicos. Hay de varios tipos y uno de ellos lo podemos llevar en el maletero, ayudándonos a cambiar una rueda en muy poco tiempo.
También te puede interesar