manchainformacion.com | Alcázar de San Juan 29/11/2021
 
 
Vota:
Comparte:
 
 
José Javier Puga Martínez natural de Linares, y alcazareño de adopción, se enamoró de una chica de Zanzíbar hace 5 años, y esa relación le dio dos pequeños, también nacidos en Tanzania, y una historia de amor no solo con Afida, sino con el continente africano.

Desde entonces José Puga, vive entre Tanzania y España y, aunque su vida profesional se desarrolla en Alcázar, colabora con varios proyectos solidarios en el país africano, junto con su pareja.

Esta Navidad será muy especial para él y su familia, pues el día de Nochebuena comenzará la ascensión al Kilimanjaro, la montaña más alta de África con sus 5895 metros, con el objetivo de conseguir fondos para los proyectos educativos con los que trabajan en el país africano. Personas, empresas y entidades de Alcázar de San Juan y comarca colaboran en este proyecto solidario que, a través de la aventura, trata de ayudar a la mejora del ámbito educativo en varios lugares de Tanzania.

Proyectos en Colaboración en Tanzania



En cuanto a proyectos, tienen en marcha en Tanzania ayudas a una Escuela Masai Meserani (Arusha), a un Orfanato Irente (Lushoto), a un Colegio Educación Especial Irente (Lushoto), a Hurumzi Primary School (Zanzibar) y a la Universidad de Zanzibar (Zanzibar).

Entre otros beneficios, ofrecen ayudas económicas para compra de material y mejora de instalaciones, material educativo, ropa y calzado, asesoramiento en gestión de centros educativos., formación a profesorado y facilitación de intercambio de estudiantes y profesores.

Lo que quieren hacer pronto: EDUCAFRICA

La idea es crear un proyecto integral de transformación de centros educativos locales, que pueda ser autónomo para llegar a más lugares, y ayudar a más centros con pocos recursos a mejorar su gestión y su nivel educativo, y así hacer que cualquier niño pueda acceder a una educación de calidad, lo que les permitirá tener más oportunidades en el futuro.

Este proyecto contempla la colaboración con centros educativos públicos y privados en Tanzania, además de la creación de un centro educativo propio para mejorar las capacidades de los profesores locales. Creemos que es más efectivo y transformador formar a los profesores locales, y que sean ellos los que transmitan a los niños los conocimientos y herramientas que les abrirán las puertas a un futuro mejor, manteniendo su cultura y raíces.
También te puede interesar