Javier Fernández-Caballero | Madridejos 02/12/2021
 
 
Vota:
Comparte:
 
 
Este miércoles, 2 de diciembre, la localidad toledana de Madridejos acogió la presentación del estudio sobre “La importancia económica y social del sector vitivinícola en CLM”, elaborado por la Interprofesional del Vino en España, Fundación Tierra de Viñedos y AFI.

El estudio detalla la repercusión económica y social que tiene el sector del vino en la región y ofrece datos que cuantifican el impacto. En el acto estuvieron presentes alcaldes de localidades como Madridejos, Los Yébenes o Villanueva de Alcardete, además de las cabezas visibles de la Interprofesional del Vino a nivel nacional, Susana García Dolla, y de la Fundación Tierra de Viñedos en nuestra región, Diana Granados. El delegado provincial de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural en Toledo, Jesús Fernández, también asistió al evento.

José Antonio Contreras, alcalde de la localidad, declaró en palabras a manchainformacion.com durante el desarrollo del acto que “en Madridejos hay más de 4.400 hectáreas dedicadas al viñedo y alrededor de esta actividad hay muchas personas que viven de ello; las Cooperativas y bodegas son muy importantes para el municipio”.

El delegado provincial de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural en Toledo, Jesús Fernández, puso en valor distintos aspectos de esta presentación: “Me alegra que presentemos aquí este estudio porque pone en valor que hacemos muy buenos vinos, y podemos venderlos y dar la cara por ellos. Necesitamos orgullo de sector y este estudio viene a aportarnos eso”.

Diana Granados, en representación de la Fundación Tierra de Viñedos en Castilla-La Mancha, explicó en palabras a este medio que “es un informe que creemos que es necesario; en nombre de nuestro presidente, que es el Consejero de Agricultura Francisco Martínez Arroyo, veíamos fundamental presentar con datos reales la importancia que tiene el sector vitivinícola en la región”. Este estudio ha sido elaborado por analistas financieros internacionales, entre ellos Emilio Ontiveros, detallaba.

Susana García Dolla, directora de la Organización Interprofesional del Vino de España, puso en valor también en declaraciones a manchainformacion.com que “Castilla-La Mancha es el primer viñedo del mundo, con más del 6% de la superficie mundial, lo que conforma un dato demoledor. Y, además, el vino aporta un 4,6% al Producto Interior Bruto regional, cuando a nivel nacional hablamos de un 2,2%, por lo que en esta región el vino tiene un peso muy superior respecto al nivel nacional. Y ahí hablamos de empleo y de dotar a los pueblos y al mundo rural de una vida y una fijación de población”.

El sector vitivinícola castellanomanchego, piedra angular en el empleo de la región

Castilla-La Mancha cuenta con más de 456.000 hectáreas de superficie de viñedo, suponen cerca de la mitad de la superficie de viñedo existente en España y más del 6% de la mundial, además de ser la región con más hectáreas destinadas al cultivo ecológico en España. En cuanto a la producción de uva para vinificación, esta supera los 3,4 millones de toneladas anuales, llegándose a producir más de 20 millones de hectolitros de vino al año en Castilla-La Mancha. La región cuenta con un nutrido tejido empresarial dedicado a la vitivinicultura, en el que destaca el modelo cooperativo con un 75% - 80% de los hectolitros de vino y mosto totales producidos en la región.

El estudio sobre importancia económica del sector vitivinícola en Castilla-La Mancha es el primero de los informes regionales en los que la Interprofesional del Vino de España está trabajando. En los próximos meses, la organización tiene previsto publicar el análisis de la importancia del sector en otras zonas de nuestro país.

La actividad vitivinícola contribuye a la fijación de población al territorio, lo que es clave en una región con abundantes municipios poco poblados (más del 40% de los municipios de las provincias de Albacete, Ciudad Real, Cuenca y Toledo tienen menos de mil habitantes), y en la que el viñedo es fuente de actividad para más de 79.700 viticultores registrados. En términos de empleo, en el informe se especifica que el sector ayuda a generar y mantener más de 42.770 empleos directos, indirectos e inducidos en la economía castellanomanchega, de entre los cuales se estima que emplea a más de 20.000 profesionales de manera directa (empleos equivalentes a jornada completa). Dentro de la cadena de valor del sector vitivinícola castellanomanchego, destaca el peso económico de la actividad vitícola, que da soporte al cultivo y mantenimiento de las extensas plantaciones de vid que alberga la región y que ayudarían a mantener más de 12.000 puestos de trabajo equivalentes a jornada completa, así como a generar más de 497 millones de euros de VAB.
También te puede interesar