manchainformacion.com | Daimiel 05/12/2021
 
 
Vota:
Comparte:
 
 
Tras seis años de espera, la escultura homenaje a la Semana Santa daimieleña de Jesús Ruiz de la Hermosa por fin ha visto la luz. La escultura se ubica en la zona delta próxima a la Plaza de San Pedro. La inauguración ha estado amenizada por la Banda Joven, que tocó marchas procesionales y el himno nacional, y se realizó en presencia del también autor de ‘Homenaje a la Mujer Manchega’ y del alcalde de Daimiel, Leopoldo Sierra, así como del presidente de la Junta de Hermandades, Víctor García Pliego, y del Padre Eulalio Asensio López.

La plaza de San Pedro acogía, por fin, la llegada de un nuevo inquilino al que se le llevaba esperando desde hace unos seis años. Un monumento homenaje a la Semana Santa daimieleña que el escultor local Jesús Ruiz de la Hermosa ha tallado. Se trata de un busto de un nazareno colocado sobre un pilar sobre el que está esculpido en relieve un sudario.

Ruiz de la Hermosa ha agradecido enormemente a la Junta de Hermandades “la paciencia que ha tenido conmigo” así como a la empresa constructora. “La obra por sí sola tiene muy poca vida. Cuando tiene vida es cuando se contempla. Ahora mismo es cuando está viviendo, y esperemos que en años sucesivos crezca más todavía”, añadió el artista en un discurso que precedió al del alcalde de Daimiel, Leopoldo Sierra.

“El ayuntamiento siempre apoyará aquellas acciones que repercutan en seguir manteniendo nuestras raíces, nuestra identidad religiosa, cultural y social pero sin dejar de mirar al futuro. Y creo que este monumento cumple con este honrado propósito”, declaró el edil que igualmente agradeció a Ruiz de la Hermosa su trabajo y a la Junta de Hermandades por mantener viva una tradición “única” en Daimiel. Igualmente apuntó que esperaba que “a este atributo le sigan otras superaciones también buscadas como la declaración de interés turístico nacional”.

Para el inicio de la ceremonia la escultura estaba totalmente tapada y, tras el discurso del presidente de la Junta de Hermandades, Víctor García Pliego, se procedió a la relevación del manto tras el cual hubo un aplauso y la bendición por parte del padre Eulalio Asensio López, que además hizo una homilía con motivo de tan importante acontecimiento. Tras la inauguración los primeros daimieleños ya se estaban haciendo fotos ante un busto de un nazareno que mira hacia un Daimiel orgullo de seguir conservando sus más antiguas tradiciones.



También te puede interesar