Por TÜV SÜD | Empresa y Formación 17/12/2021
 
 
Vota:
Comparte:
 
 
Ante el aumento de desplazamientos previsto por la DGT con motivo de las celebraciones navideñas, TÜV SÜD ha revisado las particularidades técnicas a tener en cuenta en el caso de algunos vehículos especiales. Para superar el proceso de inspección técnica y, por tanto, para garantizar la seguridad antes de lanzarse a la carretera, en el caso de los vehículos históricos, al tratarse de coches clásicos, será más fácil que presenten defectos que comprometan su seguridad en la vía. Lo mismo sucede con motocicletas y furgonetas, vehículos que están sujetos a ciertas particularidades, pero, en ningún caso, están exentos de cumplir con la ITV. Para evitar sanciones, accidentes o problemas derivados de la gestión ante la compañía de seguros, los expertos de TÜV SÜD recuerdan cuáles son los requisitos más importantes en cada caso:

Motocicletas, cuadriciclos y quads

La primera inspección técnica obligatoria será a los cuatro años de antigüedad. A partir de entonces, la periodicidad será bienal.

No confundir con ciclomotores, pues están sujetos a otra periodicidad: hasta los 3 años de antigüedad están exentos y, a partir de entonces, cada dos años.
Conociendo la fecha de matriculación de la moto, que puede consultarse en el permiso de circulación, podremos comprobar el momento concreto en que debemos pasar la ITV.
Por otro lado, si no es la primera inspección y no sabes cuándo tienes que pasarla, consulta la fecha de caducidad de tu última ITV que figura, en la tarjeta ITV o en el informe de la última inspección.

La documentación necesaria será el permiso de circulación y la tarjeta ITV del vehículo.

Durante el proceso de revisión, se prestará atención a la comprobación del número de bastidor de la moto y su matrícula, el alumbrado, los frenos, el manillar y el sistema de bloqueo antirrobo y los retrovisores, entre otros elementos.

Por último, se revisará el cumplimiento de los límites legales establecidos en cuanto a emisión de CO2 y gases y una prueba de ruido para evitar fugas de combustible y aceite.

Furgonetas

Para comprobar la periodicidad debemos fijarnos en la clasificación de nuestra furgoneta y su antigüedad. La furgoneta es considerada un turismo y, por tanto, debe pasar la primera ITV a los cuatro años y, entre 4 y 10 años de antigüedad, la revisión será anual.

Todas las furgonetas de uso privado dedicadas al transporte de personas con un máximo de 9 plazas (incluye las furgonetas camperizadas) deberán pasar la inspección con esta periodicidad.

En el caso de furgonetas para transporte de mercancías de menos de 3,5 TM, deberán pasar la primera ITV a los 2 años de su matriculación y, si tiene entre 2 y 6 años de antigüedad, será bienal; entre 6 y 10 años, deberá acudir anualmente; y a partir de 10, cada 6 meses.

En el caso de furgonetas mixtas la periodicidad ITV es más restrictiva. En general, las furgonetas suelen salir a la venta como vehículos mixtos, porque esto les permite a los fabricantes reducir su precio de venta. No obstante, la mayoría de las furgonetas vienen homologadas para poder cambiar su clasificación y es habitual que a muchos conductores les interese tener catalogada su furgoneta como vehículo turismo. Para ello, deberán someterse a una inspección con motivo de reforma.

Vehículos históricos

Primero es importante definir qué es o qué se considera en la actualidad un vehículo histórico y qué condiciones debe cumplir para obtener la matrícula histórica. Según el R.D. 1247/95 por el que se aprueba el Reglamento de vehículos históricos, se podrá solicitar matrícula histórica siempre y cuando el coche en cuestión cuente con los siguientes requisitos: fue matriculado por primera vez hace más de 30 años, se trata de un modelo que ya ha dejado de fabricarse y el vehículo se encuentra en su estado original, es decir, no se le ha realizado ningún cambio imprescindible.

Como vehículo histórico, deberá pasar la ITV todos los años. De hecho, el Real Decreto 920/2017 establece periodicidades exclusivas para los vehículos con una antigüedad de hasta 40 años, que tendrán frecuencia bienal; entre 40-45 años, cada 3; y más de 45 años, deberán acudir cada 4 años.

Y es que tener un vehículo histórico tiene ventajas para el propietario como contar con unos plazos más amplios para pasar la ITV o estar exento de pagar el impuesto de circulación, aunque esta última ventaja dependerá del municipio.

En cuanto a la documentación, deberá presentar la tarjeta de ITV, el permiso de circulación, el informe de laboratorio oficial y la resolución favorable de la CCAA, donde constan las características técnicas del vehículo, así como las exenciones a las que se acoge, los requisitos técnicos que debe cumplir a la hora de pasar la ITV y posibles limitaciones de circulación.
Durante el proceso de inspección, se revisará el estado y acondicionamiento exterior e interior del vehículo, el alumbrado y señalización, los frenos, dirección y suspensión del vehículo, así como las emisiones contaminantes del coche.

Tips adicionales antes de pasar la ITV

Aunque pasar la ITV es un proceso muy sencillo, recomendamos pedir cita previa antes de acudir a tu centro de inspección para evitar colas y esperas inesperadas. Si tienes ocasión, lleva tu vehículo al taller mecánico de confianza antes del día de la inspección, o si lo prefieres, revisa tú mismo el estado del vehículo antes del día de la inspección, prestando atención a puntos importantes (alumbrado, estado de los neumáticos, etc.). Por último y, siempre que tengas oportunidad, pasa la ITV a tiempo. Es mejor pecar de prudente y pasar la ITV con antelación, que esperar a que caduque tu última inspección.

Acerca de TÜV SÜD

TÜV SÜD es un proveedor de soluciones de calidad, seguridad y sostenibilidad especializado en ensayos, inspección, auditoría, certificación, formación y consultoría. Desde 1866, la compañía ha mantenido el compromiso de proteger a las personas, las propiedades y el medio ambiente de los riesgos relacionados con la tecnología. Con sede en Múnich, Alemania, TÜV SÜD está presente en más de 1.000 ubicaciones en todo el mundo. TÜV SÜD opera globalmente con un equipo de más de 25.000 expertos multidisciplinares reconocidos como especialistas en sus respectivos campos. Al combinar experiencia, imparcialidad y una valiosa visión, la compañía añade valor tangible a las empresas, los consumidores y el medio ambiente. El objetivo de TÜV SÜD es ayudar a sus clientes en todo el mundo con una cartera integral de servicios para aumentar la eficiencia, reducir los costes y gestionar los riesgos. TÜV SÜD España cuenta con más de 1.400 profesionales y una amplia red de más de 70 centros, entre delegaciones e ITV.

Web: https://www.tuvsud.com/es-es

También te puede interesar