manchainformacion.com | Estilo de Vida 14/01/2022
 
 
Vota:
Comparte:
 
 
¿Eres de las personas que piensan en el medio ambiente? Pues desde ahora mismo puedes ayudar al medio ambiente reduciendo el consumo de agua en el medio ambiente. Con la ayuda de uno de nuestros ecologistas te vamos a mostrar una serie de claves que te ayudarán a conseguirlo. Ahorrar agua es posible, solo hay que proponérselo y hacerlo.

1- Instala reductores de agua

Para comenzar, los ecologistas siempre recomiendan instalar reductores de caudal de agua en todos y cada uno de los grifos que haya en el cuarto de baño. De esta manera, se puede disfrutar de la comodidad de tener agua en casa, pero sabiendo que estamos ahorrando agua cada vez que abrimos el grifo.

Como hemos podido comprobar, con la instalación de los reductores se puede llegar a reducir el consumo de agua entre un 18% y un 47% lo cual no está nada mal. Por ese motivo, si realmente quieres reducir el consumo, lo primero que debes hacer es instalarlos.

2- Cambia la bañera por un plato de ducha

Nuestros expertos nos han comentado que el ahorro de agua de una ducha frente a un baño es muy grande. Por ese motivo, te proponemos cambiar la bañera por una ducha. En Asealia podrás encontrar una amplia variedad de modelos de ducha. Así te será mucho más fácil encontrar la ducha que mejor encaja en tu cuarto de baño. No solo debes mirar el tamaño, también el diseño.

Siguiendo con el tema del ahorro, hemos podido comprobar que el ahorro es muy grande. Cuando nos duchamos, el consumo medio de agua solo es de unos 30 litros, en cambio, cuando nos bañamos el consumo puede llegar a superar los 100 litros. Como puedes comprobar, la diferencia de consumo es muy grande. Para evitar derrochar agua, en la medida de lo posible opta por la ducha frente al baño.

3- Aprovecha el agua de la bañera de bebé

Si tienes la suerte de ser papá o mamá, tendrás que bañar a tu bebé en una pequeña bañera adaptada a sus necesidades. Durante ese baño consumirás bastante agua. Si realmente quieres ahorrar agua, no la tires, dale un segundo uso.

Algunas personas la usan para limpiar la acera de sus casas. Y si no vives en una casa individual, puedes aprovechar esa agua para llenar la cisterna del WC y así ahorrar muchos litros. Puede parecer muy costoso el paso del agua, pero no lo es. A cambio, podrás tener la certeza de que el ahorro será importante. Como nos informan los ecologistas, realmente merece la pena el esfuerzo.

4- Instala una mampara de baño

También puede ser una buena opción aprovechar el cambio para instalar unas buenas mamparas de ducha como podemos leer aquí. Aportarán elegancia y además evitarán que el agua salga al exterior. Eso hace que la gran mayoría de baños ya cuenten con el pack de ducha y mampara.

Dependiendo de cuales sean tus gustos, podrás optar por una mampara de una sola hoja de dos o más. Lo importante es que la mampara encaje correctamente con el diseño del baño para conseguir una buena experiencia. Además, evitando que el agua salga al exterior se consigue disfrutar de un baño más seguro y que el consumo de agua sea inferior. Por ese motivo, se recomienda realizar una pequeña inversión para conseguir mejores beneficios.

5- Mete una botella en la cisterna

Si quieres ahorrar agua cada vez que tiras de la cisterna, lo mejor que puedes hacer es introducir una botella de agua en el depósito del WC. Tan solo tienes que levantar la tapa e introducirla. Una vez que la tengas dentro, cada vez que tires de la cisterna ahorrarás los litros que ocupe la botella.

El funcionamiento de este truco es muy sencillo. El interior de la cisterna tendrá menos hueco, lo que significa que cada carga se realizará con menos litros de agua. Además, se ha podido comprobar que con menos agua se puede obtener el mismo servicio, de aquí que sea una gran opción para ahorrar agua sin darnos cuenta.

6- No dejes abiertos los grifos

Es fundamental no dejar el grifo abierto para que el agua corra. Si los dejas abiertos, los anteriores consejos no servirán de nada porque estarás provocando una pérdida de agua importante.

Por ejemplo, cuando te lavas los dientes, no dejes el grifo abierto. Ciérralo y ábrelo únicamente cuando necesites el agua. Así ahorrarás muchos litros de agua y conseguirás poner tu granito de arena ayudando al medio ambiente. Recuerda, la excusa de que es un momento no es excusa. No tardas nada en abrir y cerrar el grifo y así podrás ahorrar muchos litros.

7- No alargues demasiado la ducha

Anteriormente hemos comentado que la ducha es la mejor opción para disfrutar de una buena higiene sin derrochar el agua. Pues ahora te vamos a proponer no estar demasiado tiempo bajo la alcachofa.

Teniendo en cuenta los últimos análisis, podemos concluir que una ducha correcta se puede conseguir en tan solo 4 minutos. Si la alargas demasiado, el consumo de agua se disparará. Si cronometras el tiempo, seguro que te sorprendes de que en tan poco tiempo puedes estar listo para salir a la calle. Es verdad que disfrutar del agua caliente es una experiencia muy agradable, pero si piensas en el medio ambiente, reduce el tiempo en la medida de lo posible.

8- Repara las fugas

Si notas que en el baño hay algún tipo de fuga, no esperes a que vaya a más. En cuanto seas consciente de que un grifo está goteando, repáralo. En la gran mayoría de ocasiones con apretarlo será más que suficiente.

Y si ves que el problema no se soluciona, lo mejor será cambiar el grifo por uno nuevo. Un grifo que gotea es un grifo que pierde muchos litros de agua, por ese motivo es vital cambiarlo por uno nuevo para dejar de perder agua sin control. Una gota puede parecer poco, pero miles de gotas ya es mucho a lo largo del día.

También te puede interesar