manchainformacion.com | +Mancha 14/02/2022
 
 
Vota:
Comparte:
 
 
Una patrulla de motoristas del Destacamento de Tráfico de la Guardia Civil de Tarancón han salvado la vida al conductor de un vehículo que tras sufrir los primeros síntomas de un infarto, se encontraba parado en el arcén de la autovía A-3 en estado inconsciente, mientras su esposa y acompañante del vehículo, llamaba por teléfono a los servicios de emergencia 112.

Los hechos ocurrieron sobre las 18.30 horas del 6 de febrero de 2022, cuando una patrulla de la Guardia Civil de Tráfico prestaba servicio de vigilancia de carreteras por la autovía A-3 y observaron un vehículo parado en el arcén a la altura del kilómetro 134 en Villares del Saz y a una persona en el exterior del mismo hablando por teléfono.

Seguidamente los agentes se dirigieron al lugar para prestar ayuda observando que el conductor (un varón de 66 años de edad), se encontraba inconsciente en el interior del vehículo y a su esposa que muy nerviosa les pedía ayuda, ha informado la Guardia Civil en un comunicado.

Inmediatamente los agentes sacaron al conductor hacia un lugar seguro, procediendo a realizar maniobras RCP de apertura vías respiratorias y masaje cardíaco para reanimarla, recobrando en pocos minutos la conciencia, por lo que acto seguido, los guardias civiles adoptaron con el usuario la posición lateral de seguridad, tapando con sus chaquetones de uniforme a esta persona y esperando a los servicios sanitarios, quienes tras personarse en el punto estabilizaron al paciente, trasladándolo con vida al Hospital de Cuenca.

También te puede interesar