manchainformacion.com | Tecnología 24/03/2022
 
 
Vota:
Comparte:
 
 
La tecnología aplicada a la solidaridad. Esta es la máxima perseguida por el alumnado de la Escuela Superior de Informática de la Universidad de Castila-La Mancha, que se ha puesto manos a la obra para aportar su granito de arena a los afectados por la erupción del volcán de Cumbre Vieja. El modo de hacerlo, aprovechando que son estudiantes de la asignatura de Comercio Electrónico, ha sido mediante la creación de una página web llamada ResiCLA y AYUDA que se encarga de funcionar como un rastrillo online y cuya recaudación económica estará íntegramente destinada a paliar las terribles consecuencias de este fenómeno de la naturaleza.

La mezcla de generosidad, empatía y trabajo ha terminado apoderándose de este pequeño grupo de 26 estudiantes del Grado de Ingeniería Informática que, dirigidos por el profesor José Jesús Castro, ha sabido acampar la mirada sobre una problemática social que sigue necesitando una ayuda de emergencia después de más de tres meses del cese de la actividad del volcán.

En concreto, ResiCLA y AYUDA es un ecommerce en el que se ponen a la venta artículos nuevos o de segunda mano que previamente han sido donados por sus propietarios y que ya forman parte de un catálogo de casi 150 productos. Además, todos ellos están ordenados en la web a través de una docena de categorías, por lo que resulta muy intuitivo encontrar lo que se busca. Deportes, Ropa, Juguetes, Libros, Música, Complementos, Pósters, Tecnología, Películas, Videojuegos, Merchandising universitario… Cualquier cosa tiene cabida en este rastrillo solidario. Eso sí, hay que tener en cuenta que las compras deberán recogerse en la propia Escuela Superior de Informática y que no se admiten devoluciones, puesto que se trata de un proyecto sin ánimo de lucro.

El sitio web cumple asimismo con todos lo estándares de seguridad necesarios para garantizar el buen funcionamiento de su pasarela de pago. De este modo, incorpora el denominado protocolo SSL (Secure Sockets Layer) de 128 bits, cuyo cometido es el de encriptar los datos personales del usuario para que no puedan ser capturados por terceras personas. Se trata de una tecnología que acumula una amplia trayectoria de éxito en aquellos entornos digitales que acostumbran a realizar miles de transacciones económicas al día, como pueden ser los bancos, las plataformas de entretenimiento que funcionan bajo suscripción o los espacios dedicados a los juegos de azar.

Sin ir más lejos, tanto las entidades bancarias como los casinos España llevan años empleando este recurso para evitar que la piratería informática tenga acceso a información tan sensible como un número de cuenta o una contraseña personal. Para ello, un algoritmo matemático funciona como motor de claves aleatorias de 128 bits de extensión, salvaguardando así todo el contenido privado mediante una especie de escudo indescifrable. Esto ha permitido al sector del juego eliminar un gran porcentaje de delitos de estafa y de suplantación de identidad, manteniendo a salvo la integridad de sus clientes y forjando con ello una reputación intachable dentro de la propia industria.

Conscientes de la efectividad del protocolo SSL, desde ResiCLA y AYUDA han optado por su implementación en la pasarela de pago.

Este rastrillo solidario online fue presentado recientemente de manera pública en un acto en el que el vicerrector de Cultura, Deporte y Responsabilidad Social de la UCLM, César Sánchez Meléndez; y el director de la Escuela Superior de Informática, Crescencio Bravo Santos, señalaron la importancia de crear proyectos de este tipo en un ámbito como el universitario, donde el saber puede contribuir mucho en favor de la solidaridad. En este sentido, no descartan poner en marcha otras iniciativas similares.

La asignatura de Comercio Electrónico dirigida por José Jesús Castro ya tiene una experiencia contrastada en esto de construir un mundo mejor. Hasta una decena de ejemplos previos lo atestiguan, y es que en su momento llegó a desarrollar junto a sus alumnos diferentes páginas web para causas tan importantes como la protección de animales, la lucha contra la esclerosis o el cáncer.


También te puede interesar