manchainformacion.com | Tomelloso 02/05/2022
 
 
Vota:
Comparte:
 
 
La Audiencia Provincial de Ciudad Real tiene previsto juzgar el próximo 5 y 6 de mayo a las 10.00 horas a dos acusados de un delito de atentado contra Funcionarios Públicos Sanitarios por los que la Fiscalía pide, para cada uno, 2 años y 9 meses de prisión así como la cantidad correspondiente de responsabilidad civil.

Según el escrito de acusación al que ha accedido Europa Press, los hechos ocurrieron el 12 de abril de 2019 sobre las 11.00, cuando los procesados, a los que les une una relación de hermandad, acudieron al Hospital General de Tomelloso porque uno de ellos, J.A.R.T., tenía dolencias en un hombro tras caerse de una bicicleta. Fue atendido por un médico de guardia, quien pidió una radiografía para el paciente.

Una vez se efectuó dicha prueba médica, los encartados fueron acompañados por un celador a una sala de espera que no correspondía con la anexa a la consulta del doctor por lo que, después de esperar un tiempo a que fueran atendidos y cuando se percataron de la equivocación, comenzaron con su actitud agresiva manifestando expresiones tales como "qué hospital de mierda es éste que uno se muere de dolor y se equivocan" o "son todos unos hijos de puta".

Por ello, acto seguido, ambos procesados accedieron a la consulta de A.J.T., donde J.A.R.T. le manifestó "¿a quién llamas tú gentuza?, hijo de puta, cabezón de mierda", escupiendo al facultativo el acusado J.L.R.T. a la vez que le cogía por el cuello y apretaba fuertemente.

Aprovechando tal instante, J.A.R.T. le golpeó en el hombro y en la pierna y el doctor cayó al suelo. En este momento, el procesado J.L.R.T. le apretó el cuello mientras su hermano J.A.R.T. le propinaba numerosas patadas en las piernas.

Alarmada por los gritos, acudió al lugar la doctora V.M.C.M. que intentó apartar a J.L.R.T. de su compañero, procediendo el procesado intencionadamente a golpearla con el codo en el esternón.

Inmediatamente después, entraron en el lugar dos vigilantes de seguridad, quienes finalmente pudieron separar a los acusados de la víctima. En ese momento, J.A.R.T. cogió un bolígrafo y dirigiéndose a uno de los vigilantes le dijo que sabía que el día siguiente entraba de turno y que le iba a disparar con una pistola.

Con motivo de los hechos narrados, A.J.T. sufrió heridas, contusiones y control psiquiátrico así como una cicatriz en el codo, manchas en rodilla y pierna izquierdas y manchas en la cara anterior del cuello y tórax derecho.

Igualmente, la compañera sufrió dolor y esquimosis en tórax, contractura paracervical y de cintura escapular y estado de ansiedad que precisó de una primera asistencia médica y varios días de curación moderados.

Como consecuencia de los hechos narrados se impuso la prohibición a los acusados de aproximación y comunicación con ambas víctimas por auto de 13 de abril de 2019.

Por estos hechos, la Fiscalía pide para ambos acusados la pena de 2 años y 9 meses de prisión por agredir a los funcionarios y a J.L.T.R. una pena de multa de 3 meses con cuota diaria de 12 euros diarios.

Igualmente piden la pena de prohibición de aproximación a menos de 300 metros de las víctimas así como de sus domicilios, lugar de trabajo o cualquier otro frecuentado por el mismo durante 5 años e igualmente prohibición de comunicación con ellos por cualquier medio durante el mismo período.

Los acusados deberán indemnizar al médico varón en 1.875 euros por las lesiones sufridas en 6.404 euros por el perjuicio estético y J.A.R.T. indemnizará a la facultativa con 1.350 euros por las lesiones sufridas.

También te puede interesar