manchainformacion.com | Empresa y Formación 16/05/2022
 
 
Vota:
Comparte:
 
 
Mucho se está leyendo sobre el número de transacciones y firmas que están pasando por notaría en el sector inmobiliario.

Sin duda, la vivienda es uno de los refugios en tiempos de incertidumbre, como lo es para otros el oro. Según los últimos datos publicados, ha rentado hasta un 7%, haciendo que sea una de las más interesantes por delante de las tradicionales bursátiles, criptomonedas o incluso fondos.

Pero, si hay tanto inversor dispuesto a comprar, ¿cómo se puede agilizar la venta?

La principal idea de quien saca un inmueble al mercado es “vende tu casa en 7 días” pero, ¿cuáles son las fórmulas más ágiles para llegar a firmar la venta en cuestión de días?

No se trata de milagros ni de ser más listo que nadie sino de apostar por la innovación.

Empresas como Casavo, una startup fundada en 2017 en Milán, ya han gestionado la compra de más de 1000 inmuebles en toda Europa en cuestión de días. ¿Cómo? Apostando por innovar y sacar partido a los avances tecnológicos.

Gracias a una web predictiva y una serie de algoritmos son capaces de, en cuestión de media docena de pantallas con preguntas fáciles, ofrecer un abanico de precio para cualquier inmueble en las principales capitales españolas.

¿En qué se basa su algoritmo? En hacer una búsqueda constante de las últimas transacciones de la zona teniendo en cuenta el precio del metro cuadrado, los metros, el estado de la vivienda y, sobre todo, los datos introducidos en las pantallas (número de dormitorios, baños, terraza, garaje…). Al ofrecer un precio realista son muchos los que deciden acabar la operación con la propia plataforma, que agiliza al máximo la firma para que, en cuestión de siete días, se pueda ir al notario y dar por hecha la operación.

“Buscamos agilizar al máximo las operaciones porque en cuanto los inmuebles se adquieren se reforman con un equipo de profesionales que actualizan las instalaciones y distribución para volver a ponerlo en circulación para esos inversores que buscan un inmueble en una zona privilegiada y para entrar a usarlo” explican desde la empresa.

Es ahí donde está su gran know how, en la facilidad que ponen tanto a los vendedores que quieren sacar un precio ajustado al mercado y justo por su vivienda, dejando a un lado a veces los sentimentalismos, porque en seguida vuelven a poner el inmueble en el mercado para otro público muy distinto.

“Para esos particulares, ponerse a reformar para tener más opción de venta es un engorro absoluto. Nuestra plataforma tiene esta política y está funcionando muy bien no solo en España sino en toda Europa. Esperamos seguir creciendo para llevar más lejos nuestro modelo de negocio y poder adquirir inmuebles en más zonas” comentan.

Sin duda, un ejemplo de cómo los avances y las nuevas formas tecnológicas actualizan un sector que, estando en auge, aún puede agilizar más sus procesos y transacciones para beneficio de todos los implicados.
También te puede interesar