Jesús Villajos Brunner | Deportes 24/05/2022
 
 
Vota:
Comparte:
 
 
El equipo senior del Racing de Alcázar en su división de fútbol sala, viajaba en la mañana del domingo a Minaya en busca de certificar con una victoria su permanencia en la primera autonómica preferente de Castilla-La Mancha para la temporada 2022-23.

Tras la derrota de Villacañas FS, los alcazareños se quitaban todas las posibles dudas de la permanencia consiguiendo el golaveage necesario que le deba la permanencia.

Viaje a Minaya donde los alcazareños sufrieron una primera mitad “sin control” en el que ambos equipos buscaban la portería rival olvidándose por completo de sus defensas con muchos momentos de “correcalles”, de idas y venidas y de muchos goles, hasta 9 en 20 minutos.

Tras la reanudación, a los dos minutos se adelantaron los locales con un disparo lejano desde la izquierda al que no pudo llegar Javi Úbeda. Tres minutos después, Chus marcó de disparo cruzado el sexto de la mañana poniendo nuevamente por delante a los rojiblancos.

En una pequeña parte de la grada se comenzaba a caldear el ambiente y aún quedaban más de quince minutos por jugar. Tras robar un balón en la presión y marcharse en velocidad directo a portería, Sergio Arias, condujo el balón media cancha, disparó, el portero consiguió detener el disparo, pero en el posterior rechace marcó el séptimo de la mañana, 5-7.

Los albaceteños no querían perder en su último partido en casa de la temporada, y por eso, 20 segundos más tarde, Miguel Ángel recortó hacia dentro y marcó el 6-7, pero el Racing de Alcázar también quería ganar y sumar los tres puntos y diez segundos después, y tras una gran jugada, Chus con calidad y un toque sutil hizo el 6-8, un gol que no le sentó nada bien al CFS Minaya que perdió a su jugador Ochoa por doble amonestación, por lo que los locales se quedaron en inferioridad 2 minutos.

Tras este hecho, comenzó a subir el tono de las protestas e incluso el jugador local tuvo que ser conducido, literalmente, por el delegado local a su vestuario. Esta circunstancia, la aprovecharían los rojiblancos para sentenciar el partido a 9:35 para el final con un gol de Álvaro Muela, que robó en la presión alto y disparo cruzado para hacer el 6-9.

El Racing es 7º con 32 puntos y ya prepara el que será el partido de cierre de temporada, en casa y ante su afición. Será el sábado a partir de las 18:30 en el Pabellón Antonio Díaz-Miguel ante Villarrobledo.


También te puede interesar