manchainformacion.com | Campo de Criptana 25/05/2022
 
 
Vota:
Comparte:
 
 
En la tarde del martes, 24 de mayo, se inauguraba el mural, con motivos quijotescos, realizado por el artista local Miguel Valbuena en el depósito del agua de la Sierra de los Molinos. Una de las primeras acciones contempladas en el Plan de Sostenibilidad Turística en Destino cofinanciado por el Gobierno de España, la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha y el Ayuntamiento de Campo de Criptana.

El mural de Miguel Valbuena, que ha gustado mucho a vecinas y vecinos de Campo de Criptana, se convierte en la puerta de entrada de los turistas a la Sierra de los Molinos, ya que el depósito del agua se encuentra situado junto al nuevo aparcamiento que ha conseguido eliminar el impacto de los vehículos en la plataforma molinera y próximo al Centro de Interpretación del Molino Manchego, recientemente inaugurado.

El embellecimiento de este entorno y la recuperación del barrio del Albaicín son acciones contempladas dentro del Plan de Sostenibilidad Turística en Destino, que se desarrollará a lo largo de estos años, hasta 2024.

“La estrategia turística que está llevando a cabo el Ayuntamiento viene marcada por dos premisas; mejorar la experiencia de los visitantes y aumentar los recursos turísticos”, comentó el alcalde criptanense, Santiago Lázaro, en la presentación del mural de Miguel Valbuena. Unas premisas que, apuntó, “no sólo se encaminan a la mejora turística, también a mejorar este entorno y el barrio del Albaicín para los criptanenses”.

Con el mural quijotesco y la iluminación de esta parte de la sierra, “rescatamos y damos luz a un barrio que había sufrido el abandono y la degradación durante años”.

El alcalde agradeció el trabajo que está realizando la concejala de Cultura y Turismo, Rosana Fernández, que fue quien sugirió la idea de encargar a Miguel Valbuena el embellecimiento artístico del depósito del agua. Un artista que viene de una familia con larga tradición y nombre en Campo de Criptana, como su padre Francisco o su hermano Paco.

Los motivos quijotescos escogidos por Valbuena se integran perfectamente en el entorno, reflejado por Cervantes en su obra magna. Además de haberse incorporado sobre la base blanca y añil propia de las edificaciones manchegas que pueden encontrarse en el barrio del Albaicín. La pintura base del edificio ha corrido a cargo de Venancio Quintanar.

“Con esta primera acción del Plan Turístico, que tanto ha gustado, demostramos cómo el arte es capaz de rescatar un barrio histórico y darle vida”, apuntó el alcalde, señalando que completar la estrategia turística necesitará de “tiempo, varias corporaciones, muchas inversiones y el apoyo de la iniciativa privada”.

También mencionó que ya se ha iniciado la limpieza y consolidación de los restos de los molinos históricos ‘Castaño’, ‘Paletas’ y ‘Burillo’, contemplado también en el Plan de Sostenibilidad Turística.

“Tenemos mucho trabajo por delante y es responsabilidad de todos, de las Instituciones en primer lugar, pero también de nuestros artistas, artesanos, asociaciones culturales y bodegueros. Es una labor compartida para seguir sacando adelante estas actuaciones de mejora”, comentó Lázaro.

Por su parte, Miguel Valbuena, notablemente emocionado, mostró su agradecimiento “por haber pensado en mí para este proyecto que ha tenido una gran aceptación, a todo el mundo le ha gustado mucho”.

A la inauguración del mural asistieron, además de miembros de la Corporación Municipal, representantes de colectivos culturales de la localidad como ‘Criptorama’ o Lola Madrid, presidenta de la asociación ‘Hidalgos Amigos de los Molinos’.





También te puede interesar