manchainformacion.com | Salud & Farmacia 23/06/2022
 
 
Vota:
Comparte:
 
 
La miopía es un error refractivo del ojo motivado por la forma del mismo (más alargada de lo normal) que provoca la visión borrosa de los objetos que están lejos del individuo. En los últimos años se viene constatando un incremento del número de personas miopes en todo el mundo. Además, cada vez son más los niños con miopía.

El problema es que la miopía puede desarrollarse y llegar a convertirse en un peligro para la visión del adulto si sobrepasa ciertos límites. Afortunadamente existen diferentes maneras de atajar el desarrollo de la miopía. Y todas se pueden encontrar en los centros de salud visual de Federópticos. Hoy te contamos cómo frenar el desarrollo de la miopía en los niños.

La Miopía en Niños



El componente genético siempre ha sido la causa principal del desarrollo de la miopía. De hecho, los hijos de padres miopes tienen más probabilidad de ser miopes.

Sin dejar de lado ese componente, los últimos estudios realizados sobre el tema demuestran que los factores ambientales están siendo determinantes en el desarrollo de la miopía en los niños. En este sentido, el cambio en los hábitos de ocio, que implican pasar menos tiempo realizando actividades al aire libre y forzar la vista cercana debido al uso excesivo de dispositivos electrónicos, está haciendo que la miopía esté avanzando de manera exponencial entre la población más joven.

La miopía suele evolucionar durante la niñez y la adolescencia, coincidiendo con la etapa de crecimiento. Este desarrollo, que también afecta a los ojos, hace que aumenten las dioptrías (se sea más miope) y provoca un adelgazamiento de algunas partes del ojo. Si estas estructuras más débiles se rompen pueden generar problemas serios para la salud visual.

La mejor manera de evitar los problemas que se derivan de la alta miopía (si supera las 6 dioptrías) pasa por la prevención.

Frenar el Desarrollo de la Miopía



Es posible frenar el desarrollo de la miopía en niños y adolescentes utilizando lentes oftálmicas de desenfoque periférico. Estas gafas son muy eficaces para detener el aumento de la miopía. Además son muy cómodas ya que se fabrican a medida de la ergonomía visual de cada usuario.

También es posible utilizar lentes de contacto para frenar la miopía. Las lentes de desenfoque miópico son fáciles de manejar y aportan una mayor libertad para realizar todo tipo de actividades.

Otra solución para frenar el avance de la miopía es el uso de lentes orto-k. La ortoqueratología es una técnica reversible y totalmente segura que moldea la córnea durante el sueño y permite una visión nítida durante el día sin necesidad de utilizar gafas ni lentes de contacto.

También es muy importante incidir en el cambio de los hábitos del niño y adolescente promoviendo la realización de actividades al aire libre durante todo el año y reduciendo el tiempo que dedican a jugar con móviles, tabletas y ordenadores.

Además, las familias de niños y adolescentes con miopía deben ser conscientes de la importancia de llevar a cabo revisiones visuales periódicas para conocer el estado de la visión de los pequeños, determinar el desarrollo de la miopía y adoptar, cuando sea preciso, las medidas necesarias para frenarlo.

FEDERÓPTICOS GALINDO

Campo de Criptana, C/ Vírgen de Criptana, 12 // Tlf: 926 56 03 99
Socuéllamos, C/ Del Rosario, 56 // Tlf: 926 53 28 49
galindo@federopticos.com
También te puede interesar