Nuria Villacañas | Alcázar de San Juan 26/07/2022
 
 
Vota:
Comparte:
 
 
Tras el período de exposición pública, sin ninguna alegación, el pleno de Alcázar de San Juan ha aprobado la cuenta general del año 2021 con un saldo que arroja un remanente de tesorería de 3.076.925 millones de euros.

“Unas cuentas saneadas que avalan la gestión económica de este Equipo de Gobierno”, tal y como ha explicado la alcaldesa-presidenta, Rosa Melchor, quien apuntaba que “este Ayuntamiento tiene liquidez y solvencia” lo que posibilita “mantener servicios, incorporar otros nuevos, ejecutar obras para que la ciudad progrese y atraer a inversores nacionales y extranjeros”.

En su intervención, Melchor ha recordado, entre otras cuestiones, la reducción de 80 a 45-50 días el período de pago a proveedores, destinando 3,38 euros de los 100 de inversión, la reducción de la deuda o la recepción de 3,31 euros de cada 1,17 que destina cada alcazareño al pago de impuestos”

Una gestión “prudente” que ha permitido cerrar el ejercicio 2021 con más de tres millones de euros de remanente de tesorería.

Una cantidad que, por otro lado y tal y como han apuntado los portavoces de Equo, Vox y el Partido Popular, puede verse mermada por las distintas modificaciones de suplementos de crédito destinadas a obras de mejoras urbanas, al Patronato de Cultura, al CAI El Tobogán o para la finalización de las obras de la Plaza de España.

Tres ampliaciones de crédito debatidas en esta sesión plenaria que, tal y como han asegurado, tendrán “una incidencia negativa en la estabilidad presupuestaria, reduciéndose hasta los 8.000 euros el remanente de tesorería”.

REFORMA DE LA PLAZA DE ESPAÑA

La reforma de la Plaza de España ha vuelto a marcar gran parte del debate de la sesión plenaria tras aprobarse una modificación presupuestaria, por valor de 230.000 euros, para su finalización.

Un aumento en la partida que suscitado la polémica entre los distintos portavoces, especialmente los de VOX, Mª Jesús Pelayo, y el Partido Popular, José Luis Montalvo, quienes han vuelto a pedir celeridad en su finalización ante el perjuicio que estas obras están generando a comerciantes, empresarios y vecinos. En este sentido, alegaba “la mala gestión y la dejadez del Equipo de Gobierno” en relación a estas obras.

Manifestaciones que el portavoz del Grupo Socialista, Javier Ortega, ha rechazado asegurando que este aumento del presupuesto responde a “adelantarse y dar solución a las anomalías que puedan surgir en la ejecución de la obra”. Una remodelación “cuyo coste va al céntimo y dentro de lo estipulado con la empresa adjudicataria”, añadía.



También te puede interesar