manchainformacion.com | Provincia Toledo 30/09/2022
 
 
Vota:
Comparte:
 
 
El Gobierno de Álvaro Gutiérrez de nuevo se va a volcar con los municipios de la provincia de Toledo en los Presupuestos Generales de la Diputación Provincial para 2023 que mantendrán la línea prioritaria de destinar los fondos de la Institución a apoyar económicamente las inversiones, la prestación de servicios y el funcionamiento de los ayuntamientos toledanos.

Así lo resaltaba el vicepresidente de Cooperación, Infraestructuras, Hacienda y Presupuesto y portavoz, Santiago García Aranda, minutos antes de iniciarse el Pleno celebrado hoy, en el que se ha dado cuenta de las líneas fundamentales de las cuentas de la Institución provincial para el próximo año que, según apuntaba, estarán marcadas por el hecho histórico de que el Ejecutivo provincial haya dejado a 0 la deuda de la Diputación y porque el 3,5% de incremento de ingresos previsto por el Estado se vaya a destinar a apoyar económicamente a los municipios.

Además, García Aranda sumaba la decisión de “hacer los encajes correspondientes para que todos los incrementos de precios, sobre todo en materia energética que también sufrirá la propia Diputación, y el incremento de salarios que prevea para los empleados públicos el Gobierno de España, tengan encaje presupuestario”.

Destacaba especialmente el portavoz del Gobierno provincial que el compromiso cumplido de “dejar a 0 la deuda de la Diputación con las entidades financieras, ante una previsible subida de tipos de interés que pudiera perturbar las cuentas provinciales, se ha mostrado como un gran acierto”.

De tal manera que, tal y como explicaba el vicepresidente, “la Diputación de Toledo, independientemente de lo que suban los tipos de interés, no sufrirá ni un céntimo en sus cuentas al no tener deuda con las entidades financieras”.

Insistía en que el “Gobierno de Gutiérrez entiende y trabaja para que la Diputación de Toledo sea un instrumento al servicios de los ayuntamientos, no solo en el apoyo técnico, en materia de asesoría jurídica, sino también como elemento fundamental en la contribución a la financiación de los ayuntamientos para todas aquellas cuestiones relacionadas con inversiones o prestación de servicios”.

En este sentido, recordaba que “hemos más que duplicado el número de millones de euros de un programa fundamental para los ayuntamientos como es el de Gasto Corriente desde que llegamos al Gobierno de la Diputación y en relación al anterior gobierno del PP, y vamos a seguir en esta línea”.

Lo que, resaltaba, “va a contribuir de modo muy positivo a que los ayuntamientos en 2023 puedan hacer frente a todos los incrementos de precios que van a tener que sufrir como consecuencia de la inflación debida al aumento de precios de la energía, por ejemplo”.

Junto a estas importantes cuestiones de carácter económico, el Pleno celebrado hoy aprobaba por la unanimidad de los grupos representados otra importante medida de apoyo a los municipios como es una modificación presupuestaria en el presupuesto del Organismo Autónomo de Gestión Tributaria destinada “básicamente a reforzar los fondos destinados a recaudación de determinados tributos en los que los ayuntamientos nos han pedido más ayuda”, explicaba García Aranda.

Sobre todo, aclaraba el portavoz, “el impuesto de plusvalías que muchos ayuntamientos han dejado de recaudar durante los últimos años como consecuencia de la conflictividad legal planteada en su momento y que quedó aclarada en la última sentencia del Tribunal Constitucional”.

Ponía de relevancia Santiago García Aranda el importante papel que desempeña el Organismo Autónomo de Gestión Tributaria en su apoyo a los municipios en las tareas de recaudación de tributos.

Y daba idea del mismo al recordar que “el Organismo trabaja para el 95% de los municipios de la provincia, para 193 de los 204 municipios”, para quienes recauda “alrededor de 220 millones de euros, es decir, la práctica totalidad de los ingresos de los municipios pequeños y medianos de la provincia de Toledo y, también de algunos grandes”.

Intervención en el edificio de San Juan de Dios

Respondiendo a preguntas de los periodistas sobre el estado edificio de San Juan de Dios, propiedad de la Diputación provincial, Santiago García Aranda aclaraba que, como consecuencia de una advertencia realizada por el Ayuntamiento de Toledo se “observó que hay determinados elementos de la cubierta que requieren de intervención y que pueden revestir peligrosidad”.

Por ello, informaba que “la Diputación ha hecho los informes técnico oportunos para preparar las actuaciones a llevar a cabo”, y “se ha seleccionado la dirección técnica e, incluso, ya se ha contactado con una empresa para intervenir y corregir cualquier tipo de peligrosidad”.

Se trata de una obra con carácter de emergencia que, adelantaba y anunciaba García Aranda, “comenzará en cuestión de una, como mucho, dos semanas”.
También te puede interesar