manchainformacion.com | Quintanar de la Orden 07/11/2022
 
 
Vota:
Comparte:
 
 
El sábado, 5 de noviembre, la Cofradía de las Siete Palabras y la Oración en el Huerto celebraba su tradicional cena de Hermandad, precedida por una Eucaristía en la Iglesia Santiago de la Espada.

En la cena de Hermandad, dirigida por la periodista quintanareña Maricruz Bellón, estuvieron presentes el párroco del municipio, José Antonio Escobar; el alcalde, Juan Carlos Navalón; y el presidente de la Junta de Cofradías, Santiago Añover, en representación del conjunto de hermandades que integran la Semana Santa de Quintanar.

La cena arrancó con unas palabras de bienvenida del presidente de la Junta Directiva, Juan Pedraza, que recordó a los hermanos cofrades ausentes e hizo hincapié en la labor solidaria que realiza la Cofradía de las Siete Palabras con numerosas acciones a lo largo del año.

Por su parte, el primer edil, Juan Carlos Navalón subrayó la importancia y el trabajo desarrollado por las Siete Palabras y el resto de hermandades en las tradiciones y la vida de la población.
La cena de Hermandad de este año estuba dedicada a su banda de cornetas y tambores, constituida en 1977 con el objetivo de acompañar al paso de las Siete Palabras en sus desfiles procesionales. Recordaban que, en los primeros años, además de participar en las procesiones de Semana Santa, actuaba en desfiles de las fiestas patronales y otras festividades como San Isidro.

A lo largo de los años, la formación ha actuado sin interrupción en todas las procesiones que corresponden a la cofradía, además de acompañar, en alguna ocasión, a la imagen de Jesús Resucitado. También ha actuado en otras localidades. De hecho, en la actualidad, participa cada verano en las fiestas de San Joaquín y Santa Ana de Corral de Almaguer.
El primero de los homenajes de la velada fue, precisamente, para tres de los componentes de la banda, los cofrades Chema, Félix, Uge y Ana.

Como viene siendo tradición, la cena de Hermandad giró en torno a una buena causa, en esta ocasión, al síndrome de Rubinstein-Taybi, una enfermedad rara de la que existe un caso en nuestro pueblo. Así, se hizo entrega a Lola Hortolano, madre de Lola, niña afectada por esta enfermedad, de un cheque por valor de 700 € destinado a investigación y terapias para los niños con esta enfermedad rara.

Durante la velada, también se rindió homenaje a algunos de los fundadores de la cofradía, concretamente a Everildo Díaz, José Díaz López, Manuel Barrios Torres y Tomás Muñoz Ortiz; y, hubo un sentido recuerdo hacia el cofrade fallecido José Ángel Cantarero Escudero, a través de las palabras que le dedicaron José Miguel Ortega y su esposa, Mar Botija.
Además, la cofradía mostró su reconocimiento a Mari Paz Manjavacas, por su contribución y trabajo en la Hermandad; además de homenajear a las cofrades que este año han recibido su Primera Comunión, Begoña Asolas y Nerea López.

La cena de Hermandad de este año finalizó con un bingo -en el que se sortearon 10 regalos- y la rifa de tres cestas (valoradas en 300€, 250€ y 150€) de regalos donados por empresas de Quintanar a las que, como novedad este año, se han unido algunos negocios de los alrededores. La recaudación obtenida por la venta de boletos se destinaba íntegramente -como se ha mencionado- a la Asociación Española de Rubinstein-Taybi.
También te puede interesar