Marta Romero | Alcázar de San Juan 20/10/2015
En los últimos días ha causado un especial revuelo uno de los procesos judiciales de Aguas de Alcázar, el recurso que la ex-concejala socialista Ana Belén Tejado interpuso contra el Ayuntamiento y Aqualia por el Pleno de adjudicación del servicio. Un proceso en el que se ha retirado la defensa al bufete de abogados encargado por “deslealtad” al Ayuntamiento de Alcázar de San Juan (Ciudad Real) y en el que tanto PSOE, como IU, decidieron no allanarse. El concejal de IU, Antonio Jesús García, explicó el por qué de esta decisión, además de apuntar que pese a que entre los tres grupos del equipo de Gobierno “hay buena sintonía”, esto no quita para que “no existan discrepancias” en diferentes asuntos, como es el caso de la laicidad.
 
 
Vota:
Comparte:
 
 
“Estrategia judicial”, esta es la explicación que dio García para que IU dijera “no” al allanamiento en el recurso contra el Pleno de adjudicación de Aguas de Alcázar. El problema surge al estar demandados Ayuntamiento y Aqualia en la misma causa. Si el Consistorio se allana y da la razón a los demandates, Aqualia se quedaría como único demandado y el equipo de Gobierno “no conocería” la documentación en la que basaría su defensa. “Consideramos que es más adecuado mantenernos como acusados y, a la larga, más beneficioso para el proceso de remunicipalización. Se trata de aguantar el chaparrón”.

Por otra parte, insistió en la “voluntad política” de remunicipalizar el servicio de aguas, “no creo que nadie tenga más ganas que IU”, pero subrayó que se trata de un proceso “complejo” y que “llevará tiempo”. No obstante, y por cómo se están desarrollando los acontecimientos, García cree que podrá hacerse “antes que finalice la legislatura”. Apuntó que, de todas formas, aunque se ganen todos los procesos judiciales abiertos, “eso no significa que Aguas vuelva a ser pública al día siguiente. Ningún juez va a dictar esta sentencia, dirá que el procedimiento de privatización no ha sido el adecuado, que la memoria adolece de esto o de aquello, pero no dirá que el agua vuelve a ser pública. Entonces empieza el trabajo para remunicipalizar”.

Discrepancias

Por otra parte, García quiso hablar también sobre la “buena sintonía” entre los tres partidos del Gobierno alcazareño, matizando “que esto no quiere decir que estemos de acuerdo en todo, claro que existen discrepancias”. En este sentido apuntó como ejemplo la “diferente” visión sobre la laicidad que tiene IU, frente a PSOE y Equo. IU defiende que “no debe haber presencia institucional en ningún acto religioso”, una postura que están manteniendo desde el principio; por el contrario, PSOE y Equo estiman que la laicidad consiste en hacer presencia institucional en los actos “de todas las comunidades religiosas” existentes en la localidad, cristianos, musulmanes, ortodoxos, etc.

En relación a esta cuestión, a propuesta de IU, la Junta Local de Gobierno ha tomado la decisión de realizar un listado completo del patrimonio del que disponen en la localidad las diferentes iglesias, con el fin de “aplicar la ley” y cobrar el impuesto de contribución (IBI) por todos los edificios que posean que no estén destinados al culto.

Otro de los asuntos con el que IU discrepa es el relativo a las Jornadas de Salud Holística, “no estamos a favor que la pseudo-medicina tenga apoyo público de ningún tipo, mientras no se demuestre científicamente los beneficios que puede tener para los pacientes”.
También te puede interesar