Marta Romero | Alcázar de San Juan 01/05/2016
El presidente de la Sociedad Cervantina ‘Lugar del Quijote’ de Alcázar de San Juan (Ciudad Real), fue el encargado de dar la bienvenida al mes de mayo y pedir licencia a la Virgen del Rosario, patrona y alcaldesa perpetua de la localidad, para cantar los Mayos. Una fría noche en la que el pregonero habló de “nuestro vecino Alonso” y de los valores encarnados por Don Quijote y Sancho Panza, “ilusión y sentido común”.
 
 
Vota:
Comparte:
 
 


Como cada año, la noche del 30 de abril, diferentes asociaciones musicales cantan los Mayos a la Virgen en la Plaza de Santa María, después que el pregonero o pregonera le solicite licencia para cantarlos.

Un año más se repitió esta tradición que arranca de tiempos inmemoriales, en una noche en la que el frío quiso también dar la bienvenida a mayo.´



Luis Miguel Román, presidente de la asociación cervantina alcazareña, unió a la patrona de Alcázar con Cervantes y su obra y con los valores encarnados por Don Quijote y Sancho Panza, de los que dijo “está necesitada la sociedad”, en la que cada día se producen locuras mayores que las atribuidas al Ingenioso Hidalgo, del que aseguró hoy en día sería un “superhéroe”. Junto a la “ilusión y la valentía” de Don Quijote, el pregonero habló del contrapunto del “sentido común” de Sancho Panza.



El pregón concluyó con la petición de licencia a la Virgen para cantar los Mayos que sonarán, a partir de ahora, a lo largo de todo el mes.
También te puede interesar