manchainformacion.com | La Puebla de Almoradiel 26/01/2017
El Centro Social de la localidad vecina de La Puebla de Almoradiel acoge la exposición “Mujeres (In)visibles” de Médicos del Mundo, promovida por el Centro de la Mujer de la localidad que presta además sus servicios en los municipios de Quintanar de la Orden y Villanueva de Alcardete.
 
 
Vota:
Comparte:
 
 
La prostitución y la trata de personas con fines de explotación sexual en el siglo XXI, es el tema que centra esta exposición de Médicos del Mundo y que ahora, el Centro de la Mujer ha llevado hasta La Puebla de Almoradiel.

La inauguración de la muestra ha tenido lugar esta mañana a cargo de la Directora del Instituto de la Mujer de Castilla –La Mancha, Araceli Martínez; y de la vicepresidenta de Médicos del Mundo C-LM, Idoia Ugarte; además del alcalde de La Puebla de Almoradiel, Alberto Tostado. En el acto también han estado presentes las técnicas del Centro de la Mujer así como alcaldes y concejales de municipios vecinos, entre ellos, el alcalde quintanareño, Juan Carlos Navalón; y la concejala de Igualdad de Quintanar, Nuria Herrero.

Precisamente, Nuria Herrero, veía muy interesante esta exposición y manifestaba su deseo para poder llevarla hasta la localidad quintanareña. “Es muy interesante el trabajo que se ha llevado a cabo con esta muestra porque a través de la historia real de tres mujeres que han sufrido la trata podemos acercarnos a ese mundo y conocer un poco más acerca de esta lacra social. Además, añadía Nuria, este tipo de actividades llevan a cabo un papel fundamental de sensibilización a la sociedad”.

La Directora del Instituto de la Mujer, Araceli Martínez, agradecía al Ayuntamiento, al Centro de la Mujer y a Médicos del Mundo la invitación a la inauguración de esta exposición. Según afirmaba en el Instituto de la Mujer consideran que la trata y el vehículo de la trata es una forma de violencia de género extrema “que debemos combatir con todas las competencias y todas las herramientas que tenemos a nuestra disposición”. En ese sentido, indicaba que la sensibilización es esencial para la prevención y afirmaba que desde el Instituto de la Mujer se deben trabajar dos líneas. Por un lado, reforzar los servicios que prestan desde el Centro de la Mujer con la prevención y atención de mujeres que pueden ser víctimas de la trata y la prostitución; y, por otro lado, poder incidir en la reducción de la demanda porque si no hubiera consumidores de prostitución ésta no tendría ningún sentido.

Martínez lanzó un mensaje incidiendo en que si la prostitución y la trata son formas de violencia de género, no son formas de violencia ocasional en nuestra sociedad, sino que son formas de violencia estructural y para poder erradicarla es necesario la construcción de una sociedad más igualitaria. “Como directora del Instituto de la Mujer, como feminista, como mujer convencida en que es necesario construir una sociedad más igualitaria para erradicar todas las diferencias y desigualdades que todavía persisten entre hombres y mujeres tenemos que hacer un esfuerzo por romper estas estructuras que dan soporte al machismo y al patriarcado que permite que los cuerpos de las mujeres puedan ser cosificados y mercantilizados”.

En ese sentido, aseguró que hay una posición muy clara por parte del Instituto de la Mujer en contra de la trata de seres humanos con fines de explotación sexual que afecta, fundamentalmente, a mujeres y a niñas; de la prostitución como vehículo de la trata y también otras cuestiones como los vientres de alquiler que son otra forma de mercantilizar el cuerpo de las mujeres.

“Las mujeres como seres humanos tenemos que estar fuera de los límites del mercado, tenemos que estar dentro de lo que nos asiste como seres humanos en el marco de los Derechos fundamentales de nuestra Carta Magna y de los Derechos Humanos”.

Desde el Instituto de la Mujer recordaba que tienen varias líneas de actuación para erradicar la trata y la prostitución. Así, Araceli Martínez, explicaba que tienen una línea de subvenciones dirigida a organizaciones sin ánimo de lucro en el ámbito de investigación y de la prevención de la trata de seres humanos con fines de explotación sexual. Además, recordaba que siguen promocionando una campaña para acercar el documental de Mabel Lozano “Chicas nuevas, 24 horas” al mayor número de habitantes y, sobre todo, a personas jóvenes, así como la exposición interactiva que acompaña al documental.

Tras la Directora del Instituto de la Mujer, tomó la palabra la vicepresidenta de Médicos del Mundo C-LM, Idoia Ugarte, que explicaba que esta exposición se enmarca dentro del trabajo de sensibilización para visibilizar cuál es la realidad y el día a día de las personas víctimas de trata y en situación de prostitución.

Médicos del Mundo es una organización sociosanitaria que tienen como objetivo la defensa del derecho a la salud. “Trabajamos con un enfoque de derechos que nos hace abordar esta lacra de la sociedad. Lo importante de nuestro trabajo, añadía, es poder estar cerca de esta situación para poder construir y trabajar en red con el Instituto de la Mujer y los Centros de la Mujer con los casos que gestionamos”.

Ugarte insistía en que los cuerpos de las mujeres nunca pueden ser comercializados porque es una vulneración de sus derechos y no cabe en ningún tipo de reglamentación y el camino es el abolicionismo como proceso y hay que poner en práctica diferentes estrategias a diferentes niveles, así como medidas legales para penalizar de alguna manera el consumo de los cuerpos de las mujeres.

“No hay que confundir libertad y voluntariedad y hay que mirar qué hay detrás de las decisiones de las mujeres, en ningún momento culpabilizarlas, porque son víctimas”, aseveraba.

A continuación y tras unas palabras del alcalde de La Puebla de Almoradiel, los asistentes, entre los que se encontraban también representantes de las asociaciones de mujeres de la localidad, disfrutaron de la exposición y de un ágape.


También te puede interesar