Luis Miguel Comino | Semana Santa 17/04/2019
 
 
Vota:
Comparte:
 
 
Como es tradicional en la Semana Santa de Alcázar de San Juan, la noche del Martes Santo recorre las calles de la localidad la estación de penitencia del Santísimo Cristo de la Buena Muerte, organizada por la Real, Ilustre, Antigua y Franciscana Hermandad Sacramental del Santísimo Cristo de la Buena Muerte y María Santísima de la Concepción y Santa Vera Cruz.

La procesión la componen dos pasos, en primer lugar ha desfilado El Niño de la Santa Vera Cruz, portado por sus fieles costaleros.

El segundo paso en el desfile es el compuesto por los titulares de la Hermandad, el Cristo de la Buena Muerte que va acompañado por María Santísima de la Concepción, un paso que para volver a recobrar su vistosidad necesita de la incorporación de personas que deseen ser los pies del mismo.

Junto al sonido de los pasos de los costaleros se ha escuchado el redoble de una campana y una melodía interpretada por tres instrumentos de viento.



Gran cantidad de personas se han congregado durante todo el recorrido procesional y entre el público también se han escuchado saetas dedicadas al Cristo de la Buena Muerte y su Madre.

Han acompañado al Cristo los padres franciscanos, miembros de su Hermandad, la presidenta del Consejo de Cofradías Dolores Sánchez, el portavoz del Grupo Popular Diego Ortega, representantes de Hermandades y Cofradías de la Ciudad y devotos.

El recorrido tradicional que se venía realizando en esta estación de penitencia ha sido realizado a la inversa este año, pasando por Altozano de la Inmaculada, San Francisco, Plaza de España, Emilio Castelar, Tribaldos, Doctor Policarpo Lizcano, Altozano de la Inmaculada y Convento de San Francisco.



Una procesión que ha comenzado en la Iglesia de San Francisco a las 10 de la noche con una temperatura muy agradable que se ha mantenido durante todo el recorrido.


También te puede interesar