728x90
Pleno
Pleno
manchainformacion.com | Daimiel 03/03/2020
Bannercentral 1
 
 
Vota:
Comparte:
 
 
Se piden 750.000 euros. El dinero, que se devolverá en el año en curso, servirá para atender las tensiones de liquidez generadas principalmente por los desfases de tiempo que la Junta tiene para compensar los convenios sociales y con el ánimo de mantener el periodo de pago medio a proveedores. La medida fue aprobada en un Pleno donde se dio cuenta de la liquidación del presupuesto de 2019 y se aprobó un reconocimiento extrajudicial de crédito, que generó la desconfianza de la Oposición (PSOE e IU)

El Ayuntamiento pedirá un anticipo de 750.00 euros de la participación que tiene en los ingresos que recoge el Estado de los impuestos. Se trata de una cantidad a devolver en el año en curso de forma mensual. El objetivo municipal es atender las “tensiones de liquidez” generadas, principalmente, por los desfases de tiempo entre los gastos ocasionados por los convenios sociales suscritos con la JCCM y los ingresos que provienen de éstos.

La medida fue aprobada por mayoría con 11 votos a favor (PP e IU) y 6 abstenciones (PSOE) tras explicar el concejal de Hacienda que cada año toca adelantar la cuantía conveniada (casi 2 millones de euros), en algunos casos casi un año, más de desembolso adicional con fondos propios de otro millón de euros, en servicios donde “no tenemos las competencias”. Es el caso de Ayuda a Domicilio, Centro de Día del Centro de Alzheimer, el Centro de Día del Centro de Mayores, el Servicio de Estancias Diurnas del Centro de Mayores, la Unidad de Memoria, Piso Tutelado, el Centro Ocupacional Azuer o el Centro de Atención Temprana, entre otros, donde, en lo que va de año aún no se ha registrado ingreso alguno, como expresó Jesús David Sánchez de Pablo.

Será la tercera ocasión que el consistorio daimieleño active esta herramienta financiera que brinda el Ministerio de Hacienda a los ayuntamientos, que permite asimismo mantener el periodo medio de pago a proveedores y atender las nóminas de los trabajadores. En estos momentos, además, el Ayuntamiento desembolsa la retribución de más de 60 trabajadores con cargo a un Plan de Empleo de la JCCM del que tampoco ha recibido ninguna cuantía. Una situación que resiente las arcas municipales que asumen esos anticipos y, también, el incremento en el SMI aprobado en 2019.

Sánchez de Pablo explicó otros “problemas” adicionales que asolan a la Tesorería Municipal y que “acrecientan las tensiones de liquidez” como, la devolución en 2019 de más de 150.000 euros que provienen de la participación en los Tributos del Estado de 2017 (ya que este año el Ministerio no ha posibilitado la devolución mediante préstamos como era habitual) y en la falta de funcionamiento actual del Fondo de Ordenación que obliga a que el Ayuntamiento afronte pagos de préstamos que estaban acogidos a este mecanismo (150.000 euros en lo que llevamos de año). Todos estos “obstáculos no facilitan las cosas al Ayuntamiento de Daimiel”.

Nueva liquidación con cargo a la cuenta 413

El reparo de intervención de gastos sin consignación que asciende a 343.070 euros y la aprobación de expediente de reconocimiento extrajudicial de créditos y su aplicación por esa cantidad fue aprobado por mayoría simple de los populares, la abstención del grupo Socialista y el voto en contra de Izquierda Unida.

El responsable de Hacienda y portavoz del equipo de Gobierno aclaró que se ha modificado el procedimiento técnico en la Liquidación de Presupuesto. “La cuenta 413, recoge aquellos gastos efectuados, que no tenían dotación presupuestaria suficiente en su partida ni tampoco había bolsa de vinculación jurídica”, aunque sí que estaban contabilizadas de inicio. Sin embargo, como el resultado presupuestario de 2019 es positivo y superior a este importe (550.000 euros), en términos netos, los derechos reconocidos en 2019 superan a las obligaciones contraídas. Además, apuntó, que como se cumple estabilidad presupuestaria, la regla del techo de gasto, el periodo medio de pago a proveedores, se tiene un nivel de endeudamiento inferior al 110% y el remanente de tesorería para gastos generales supera a la capacidad de financiación en una cuantía superior al importe de la aplicación 413, la normativa posibilita la realización de una modificación de crédito en el presupuesto actual con cargo al remanente de tesorería.

Desde IU, Galo Sánchez-Bermejo afeó al equipo de Gobierno que se hubiese gastado un dinero “no presupuestado y no fiscalizado”. Y, aunque reconoció su contabilidad, criticó que, en su opinión, “restase capacidad de hacer cosas en 2020”.

En esa línea se manifestó el portavoz del PSOE, Ramón Galiana, quien agregó que “no se ha tenido en cuenta el perjuicio a las empresas suministradoras” de esas 200 facturas por lo que, dijo, “el equipo de Gobierno no debe considerar esta forma de gestión y puede planificar con una buena previsión presupuestaria”.

Sánchez de Pablo insistió en que el resultado presupuestario neto de 2019 es positivo, por lo que bajo ningún concepto “el Ayuntamiento de Daimiel se ha gastado aquello que no tiene”. El edil recalcó que se mantiene la capacidad de financiación o superávit positivo y un saldo positivo de ahorro neto. Esto último, dijo, “es muy importante, ya que determina que el ejercicio 2019 ha sido positivo para las arcas municipales y es un claro indicador de solvencia”. Y agregó, “es el noveno año consecutivo que ingresamos más de lo que gastamos”.

Ante las dudas manifestadas por el edil de IU, el concejal de Hacienda le aclaró que, por ejemplo, cuando se aprueba un presupuesto no se conoce la cantidad exacta que la Junta va a asumir por muchos de los convenios, sin embargo, le espetó, “el Ayuntamiento apuesta por seguir adelante con esos servicios”. “No nos hemos gastado lo que no tenemos. Hay superávit que es lo que diferencia todo”. Una apreciación sobre la que el alcalde, Leopoldo Sierra, especificó que “el ejercicio de transparencia es absoluto”. Reconoció que el consistorio sigue teniendo “auténticos problemas de liquidez” y precisó que el reparo se resuelve siguiendo las recomendaciones del informe de Intervención, al cumplir todos los requisitos recogidos en normativa.

Pasó el trámite la rectificación del inventario, con la actualización de los elementos patrimoniales de la administración local. Las seis abstenciones de la Oposición bastaron para dar luz verde a la rectificación del acuerdo plenario de enero en lo que afecta a los complementos de productividad (CP1) del personal de deportes, obras e instalaciones y festejos.

Finalmente, en el apartado de preguntas se conoció que el ayuntamiento no acepta la cesión de la Junta de Comunidades de la conocida ‘Granja Escuela’ por el deplorable estado de sus instalaciones y el altísimo coste que supondría para el Ayuntamiento su homologación como centro de Formación. El Pleno ordinario se cerró con la respuesta dada a las más de diez preguntas presentadas por los vecinos en función del nuevo Reglamento Orgánico de Participación Ciudadana.



Banner gif dos partes mancha infor %28 %282%29
También te puede interesar 
 
Golf8
loading...