728x90
Sin t%c3%adtulo
Sin t%c3%adtulo
Javier Fernández-Caballero | Alcázar de San Juan 30/06/2020
Bannercentral 1
 
 
Vota:
Comparte:
 
 
La Efa de Alcázar de San Juan imparte, desde hace casi tres lustros, el ciclo formativo de grado medio de Atención sociosanitaria, un grado que, por las circunstancias, se está revalorizando más en esta situación cuando en realidad tendría que haber sido mucho antes cuando se valorase de verdad la importancia de estos profesionales. Por ello, desde manchainformacion.com nos hemos querido acercar a cómo es la formación de estas personas desde un centro tan reconocido como la Escuela Familiar Agraria ubicada en Alcázar de San Juan. Habla su directora, María Teresa Salinero.

¿En qué consiste este curso de especialización en la EFA alcazareña?


Desde el curso 2005/2006 Impartimos el ciclo formativo de grado medio de Atención sociosanitaria. En 2011 cambió su denominación por el de técnico de atención a personas en situación de dependencia.

Este título de formación profesional tiene como competencia general atender a las personas en situación de dependencia tanto en el ámbito institucional como domiciliaria para mejorar su calidad de vida.

Se entiende por persona dependiente aquella que no puede realizar por si misma alguna de sus necesidades básicas, bien por edad, enfermedad… Dependientes son nuestros mayores, personas con alguna discapacidad física o psíquica… Por tanto un Técnico en Atención sociosanitaria pretende ser las manos, los pies, los ojos, los oídos de cualquier persona con dificultad con el fin de facilitarle su vida. En definitiva se trata de cuidar a la persona.

Este ciclo es de dos años de duración y se imparte en modalidad de FP Dual, realizando 670 horas en empresas: residencias, centros de día etc.

Esta pandemia nos ha hecho reflexionar a todos y en todos los sectores, ¿ha cambiado o cambiará algo la educación para los profesionales que trabajarán en residencias a partir de ahora o los protocolos que se llevaban eran los correctos?

Esta pandemia nos ha cambiado a todos en nuestros hábitos. Claro que van a cambiar algunos aprendizajes, son necesarios y además nosotros siempre procuramos en todas las profesiones que ofrecemos, estar totalmente actualizados con lo que el mercado laboral demanda.

Se está hablando de que las residencias, que hasta ahora han sido hogares, lugares donde se cuidaba a las personas cuando la familia no podía hacerlo y que es necesario medicalizarlas más, pero no podemos convertirlas en hospitales. Una residencia pretende ser un hogar estable para la persona donde tiene que encontrar un ambiente de familia, cariño y humanidad muy grande para paliar la soledad y la distancia con la familia. Los políticos y las instituciones tendrán que buscar el equilibrio, teniendo claro que LA PERSONA SIEMPRE ES IMPORTANTE.

La EFA es uno de los centros que más y mejores profesionales para estos centros ha sacado en las últimas décadas en Alcázar de San Juan y comarca. Esto supongo que será reconfortante para el centro ¿cuál es la experiencia que antiguos alumnos narran a los actuales sobre lo vivido?

Muchas gracias por ésta apreciación, la verdad es que nos sentimos muy orgullosos del trabajo que realizamos cuando las empresas cuentan con nuestro alumnado para cubrir sus puestos de trabajo reconociendo que están muy bien formados.

Durante esta pandemia una antigua alumna nos decía, cómo me acuerdo de la Efa, de las profesoras y de las clases en la que se nos decía lo que tenía que ser un Técnico en Atención sociosanitaria, soy consciente que en estos días vuestras enseñanzas estarán ayudando a salvar muchas vidas.

Este comentario lógicamente en esos momentos fue una inyección de moral y una gran satisfacción para el profesorado., que siempre insisten en la dignidad y atención a la persona.

¿Es necesario plantear a partir de ahora que las residencias sean, en cierta parte, centros sanitarios tras lo vivido? ¿es necesaria una medicalización más amplia de la que ya existe?

Realmente son las instituciones las que tienen que evaluar los medios, instalaciones y posibilidades de afrontar algo similar. Como he dicho anteriormente, si es necesario medicalizar las residencias hay que hacerlo sin perder la humanidad y teniendo siempre presente el conseguir el ambiente de familia y hogar para dar una mayor dignidad a la persona y a la Vida.

Las residencias sustituyen a la familia y sus cuidados cuando ésta no puede otorgarlo a sus mayores, ¿qué es lo que más ha reconfortado a un trabajador en residencia según los testimonios que os han hecho llegar tras lo ocurrido?

Las residencias son hogares, familias numerosas donde los técnicos cuidan, comparten sentimientos, ocio y ayudan a cubrir las necesidades de los usuarios que procuran satisfacer, esto es básicamente lo que se conoce de la profesión de TAPSD.

Una residencia nunca sustituye a la familia, porque ésta es insustituible. Pero es verdad, que muchas carencias afectivas, de ocio y cuidados son aportados por el ambiente de la residencia que palia la soledad y la dependencia haciendo que la vida tenga un sentido y dando una razón para vivir.

Recuerdo una empresa que creo una antigua alumna que tenía como lema “Cuidamos, de los que tu más quieres, cuando tú no puedes”.

En esta pandemia los profesionales de las residencias, han tenido que suplir mucho más a la familia, porque era imposible abrirlas a las visitas… han tenido que ayudar a que los residentes no se sintieran abandonados, y esta es una labor fundamental. El motor de nuestra vida es el corazón, y por tanto el amor, amar y sentirse amado eso es lo que ayuda a afrontar los retos y las dificultades de la vida.

Por eso esta profesión emocionalmente es muy gratificante porque ayudas a los demás a ser feliz en el día a día.

Banner gif dos partes mancha infor %28 %282%29
También te puede interesar 
 
Tm gif
loading...