manchainformacion.com | Ocio & Turismo 22/07/2020
 
 
Vota:
Comparte:
 
 
Los reyes europeos dejaron de ser el centro de atención del mundo de la política desde hace muchos años, pero siguen siendo de los personajes favoritos de los tabloides y siempre dan de qué hablar. Castilla puede presumir haber legado a la humanidad al Quijote, quien es de Alcázar de San Juan, y ese nivel de relevancia es imposible de superar. Pero por si fuera poco también la realeza de Castilla transcendió al tiempo, los monarcas de la región son recordados por lo bueno y por lo malo, y se habla de ellos en todos los rincones del mundo occidental.

Para entender mejor el mundo y circunstancia en la que vivieron estos personajes, revisitemos de manera breve la historia de lo que fue el Reino de Castilla.

Los inicios del Reino de Castilla y su posterior expansión

El Reino de Castilla fue grande y poderoso, con su época de esplendor situado durante la Edad Media. Su nombre deriva de la serie de castillos que se construyeron en la región en aquel momento. Inició en el Siglo IX como el Condado de Castilla y formaba parte del Reino de León. Durante el Siglo X sus condes fueron adquiriendo más autonomía, pero no fue hasta el año 1065 cuando se separaron de León y se convirtieron en un reino independiente.

Pero el movimiento fue efímero, dado que para el año 1230 se volvieron a unir y en esta ocasión de manera permanente, luego de un periodo de inestabilidad política entre ambos reinos. En los años venideros, los reyes de Castilla hicieron múltiples conquistas a costa de los principados islámicos que se habían establecido en la península ibérica. Los reinos de Castilla y León, junto a sus flamantes conquistas se convirtieron en la Corona de Castilla, entidad histórica y política que también se asocia con las incursiones españolas hacia altamar.

Lo que vendría después, la creación del impero español, sigue siendo retratado hasta el día de hoy en medios de comunicación y en las artes. Uno de los mejores ejemplos en televisión es el del programaÁguila Roja, la cual se ambientó en la Madrid del Siglo de Oro (1492-1659) y tuvo mucho éxito entre la audiencia. En otros ámbitos, como el del juego online, la majestuosidad de la realeza se recrea en el título Black Night, el cual se puede disfrutar junto a más máquinas tragamonedas gratis que se sitúan en diferentes momentos de la historia.

El Siglo de Oro y los reyes españoles

En el tema anterior mencionábamos al Siglo de Oro español, pero con toda alevosía lo hicimos para profundizar en ese periodo en este apartado. Esta época se caracterizó por el florecimiento de las artes y las letras hispánicas, el cual coincidió por supuesto con el punto climático del Imperio español y el reinado de la Casa de Austria.



Hablando de los reyes de ese periodo, no deja de ser irónico que los considerados “Austrias mayores”, Carlos I y Felipe II, reinaran antes del Siglo de Oro; en tanto que los “Austrias menores” (Felipe III, Felipe IV y Carlos II) comúnmente asociados con la decadencia del imperio, fueron los que coincidieron con el periodo dorado de la cultura ibérica.

A pesar del declive político y económico que estaba padeciendo el reino español, Felipe IV dejó una imagen positiva en torno a su reinado, en especial a lo que se refiere a las artes. Se dice que el penúltimo rey español de la Casa de Austria tenía un enorme interés por la cultura y que también fue un mecenas para los más talentosos artistas de la época.

La colección de arte de Felipe IV fue la más grande de Europa en esa época, y también otros altos mando del gobierno de España se dedicaron a coleccionar todas obras que valían la pena. En la actualidad, la gran mayoría de los cuadros se exhiben o están guardados en el Museo del Prado. Sobresale la obra de Velázquez, quien pintó en muchas ocasiones por encargo del rey.

De la literatura ni qué decir, Don Quijote de la Mancha, se escribió durante este periodo, pero no fue la única gran obra. Con raíces en nuevos géneros literarios como el celestinesco y la novela picaresca, fueron creadas obras atemporales tales como Tragicomedia de Calisto y Melibea, Segunda Celestina, La vida de Lazarillo de Tormes, Guzmán de Alfarache, La vida del Buscón y Estebanillo González. En el teatro, fue Lope de Vega el autor más prolífico y reconocido.

Con la desaparición de la Casa de Austria en la monarquía española llegó el final de una nueva era, pero el legado histórico que inicio con el nacimiento del Reino de Castilla es de talla universal. Un reino que pasó a ser un imperio en el que jamás se ocultó el sol, pocos pueden presumir tanto.

También te puede interesar 
 
loading...