manchainformacion.com | Ocio & Turismo 25/08/2020
 
 
Vota:
Comparte:
 
 
El año 2020 está siendo especialmente complicado para toda la población. La pandemia del coronavirus ha obligado a cambiar muchas rutinas del día a día. Conceptos como el distanciamiento social, el uso de las mascarillas, las medidas de seguridad e higiene y, sobre todo, la COVID-19 se han convertido en el día a día de todos tanto dentro como fuera de España.

Algo que ha afectado al sector vacacional y al turismo. Las reservas en hoteles han caído en picado y el verano de 2020 ya se postula a ser uno de los peores para este terreno. Las familias tienen miedo a viajar dentro de la geografía española y, por supuesto, han descartado por completo salir a descubrir mundo viajando a otros países.

Pero en todo este contexto, el turismo rural es el que más fuerza ha cogido, por extraño que parezca. Dado que muchos han tenido que pasar semanas o meses encerrados en casa por el confinamiento, ahora buscan salir fuera y entrar en contacto directo con la naturaleza,acudiendo a los campings, a las caravanas y a las tiendas de campaña como medio principal.

El turismo de camping es el que más está aguantando los envites del COVID-19 hacia el sector del turismo, pero también es uno que está amoldándose a las nuevas normas y circunstancias. De hecho, eso está obligando a todo el que quiere practicar este tipo de turismo a conocer de antemano las mejores recomendaciones para irse de camping en tiempos de coronavirus.

Consejos para veranear en camping en época de COVID-19

En pleno verano, pensar en un buen lugar de acampada para disfrutar del pleno contacto con la naturaleza y desconectar del barullo de las grandes urbes es una idea bastante frecuente. Ahora más, viendo el panorama general imperante en todo el país y más allá de las frontera.

Es cierto que hay que tener en cuenta otros factores ahora que las distancias y la protección son tan importantes para evitar contagios. De hecho, son algo primordial que todo viajero ha de valorar cuando elija un lugar u otro en el que veranear de camping. Los factores más importantes son los siguientes:

Campings no tan conocidos

Lo normal a la hora de escoger un camping es pensar en ir directamente a los que son más conocidos. El problema, dadas las circunstancias, es que pensar en ello es pensar en lugares que van a estar saturados de personas. Muchos se han decantado por esta opción este año, muchos más que de costumbre.

En internet puedes acceder a webs que te lo ponen fácil a la hora de elegir el mejor camping. Por ejemplo, puedes consultar este ranking de los mejores campings españoles publicado por Turismo Cuatro y revisar opiniones de viajeros que han estado allí.

Sin embargo, es fundamental controlar la cantidad de plazas disponibles que hay consultando las reservas. Los lugares con más vacantes en las localizaciones menos conocidas. Esos son los más interesantes para tener algo más de tranquilidad y seguridad.

En caso de no ser posible optar por algo poco concurrido, hay que consultar el tamaño de las parcelas y la extensión del camping en general. Hay que tener en cuenta que, a mayor espacio, más posibilidades hay de que las parcelas tengan una buena separación y, por tanto, las personas no entren en contacto entre ellas.

Asimismo, que haya mucho espacio disponible también implica que haya más tranquilidad en cada tienda, caravana o pequeña casa. La distancia no solo da seguridad en tiempos de COVID, también da algo más de tranquilidad al alejar ruidos y cualquier posible molestia que puedan causar vecinos poco silenciosos.

¿Medidas de higiene y protección?

Es fundamental que los campings ofrezcan las medidas de protección e higiene adecuadas en los tiempos que corren. El Ministerio de Industria, Comercio y Turismo ha expedido una guía con las directrices y recomendaciones para evitar posibles contagios en estos recintos, y conviene tenerlas en cuenta para ver cuáles son los que cumplen a rajatabla dichas indicaciones.

Huelga decir que el camping que lo cumpla todo esel más seguro y la mejor opción para viajar. Aun así, también es aconsejable llevar guantes, mascarillas y geles hidroalcohólicos adicionales por si fuera necesario. El recinto debe cumplir con sus responsabilidades, pero los campistas también.

Estas tres cuestiones son esenciales para poder veranear en un camping con total seguridad y tranquilidad a pesar de la pandemia. Aun así, también cabe destacar la recomendación de medidas como el fomento del pago online previo al check-in y la celebración de actividades grupales con medidas de seguridad, entre otras cuestiones.

Está siendo un año difícil para todos, pero no uno que impida disfrutar de días de desconexión y relax para que el mundo se detenga un poco. Desconectar de todo, descansar y pasarlo bien sigue siendo necesario para poder volver al trabajo con fuerza, ganas y las pilas bien cargadas. Y para eso, el contacto con la naturaleza es algo que funciona a la perfección.



También te puede interesar 
 
loading...