728x90
Renting
Renting
manchainformacion.com | Empresa y Formación 01/09/2020
Bannercentral 1
 
 
Vota:
Comparte:
 
 
A la hora de cambiar tu coche, tienes dos posibilidades que son la compra y el renting, contando cada una de ellas con una serie de ventajas e inconvenientes que les permitirán adaptarse mejor a cada caso en particular. Es por ello que vamos a realizar una comparativa renting vs compra tradicional, de manera que podáis considerar todos los aspectos importantes antes de tomar una decisión final.

Descubre las particularidades del renting

El renting es una modalidad de alquiler de vehículos cuyo contrato se puede extender desde un único año hasta un máximo de 10 años en función del coche que hayamos elegido a través del buscador de renting de coches.

Se trata de vehículos nuevos a estrenar, de manera que tan solo tendremos que realizar un pago mensual durante el periodo pactado con la otra parte.
Es importante entender que cuando hablamos de renting, en realidad no estamos comprando un vehículo, sino alquilándolo, pero siempre tendremos la posibilidad de comprarlo una vez haya finalizado el contrato si así lo estimamos oportuno.

Este servicio está disponible tanto para empresas como para autónomos y particulares, beneficiando especialmente a los dos primeros debido a las ventajas fiscales que supone, pero en cualquier caso siendo interesante para todos ellos especialmente si contratamos el servicio a través de plataformas profesionales y con experiencia en el sector como es el caso de +QRenting.

Ventajas e inconvenientes del renting

Vamos a valorar tanto las ventajas como los inconvenientes del renting para comprender mejor los beneficios de esta alternativa.

Ventajas del renting

Comenzamos con las ventajas del renting:

-El precio que pagamos mensualmente incluye revisiones, averías, seguro y cambio de neumáticos.

-Es un sistema que nos permite saber de antemano la cantidad exacta de dinero que vamos a gastar al mes en nuestro vehículo.

-Vamos a evitar el endeudamiento a nivel bancario.

-Al no existir endeudamiento y al no figurar el renting como pago, reduciremos nuestro ratio de deuda, lo que implica que nos favorecerá a la hora de solicitar cualquier tipo de préstamo, ya sea a nivel particular o para nuestro negocio o empresa, ampliando así nuestras posibilidades.

-A través de un servicio completo, podemos disponer de coche de sustitución en caso necesario.

-Si por cualquier razón el modelo que hemos alquilado saliese defectuoso, al no haberlo comprado no tendríamos que sufrir los inconvenientes, el operador nos ayudará a realizar las correspondientes reclamaciones ante el fabricante.

-Algunos servicios diseñados para flotas incluyen tarjetas de carburante.

-También va incluida la ITV y el impuesto del vehículo.

-No tenemos que dar ningún tipo de entrada, sino que tan solo hay que pagar cada mes la cuota pactada.

-Una vez que hayamos utilizado el vehículo durante los años estipulados, podremos cambiarlo por otro nuevo a estrenar.

-En el caso de empresas y autónomos, el importe pagado es deducible tanto en el IRPF como en el Impuesto de Sociedades.

-También vamos a poder deducirnos el IVA para autónomos y empresas en caso de que sea un vehículo destinado específicamente para la actividad profesional que realizamos.

-Si al final vamos a utilizar el coche más de lo que habíamos pensado en un primer momento, con el aumento de kilómetros que ello conlleva, podremos realizar un nuevo cálculo de la cuota para evitar tener que pagar kilómetros extra.

-En el caso de que el coche nos guste y nos lo queramos quedar, no tendremos más que llegar a un acuerdo con el arrendador una vez que haya finalizado el contrato.

Inconvenientes del renting

En cuanto a los inconvenientes del renting, podemos destacar los siguientes:

-Aunque paguemos mes a mes, el vehículo nunca será nuestro.

-Si todavía no ha finalizado el contrato y queremos cambiar de vehículo, deberemos pagar una penalización.

-Es importante conocer todos los detalles relacionados con las averías del vehículo, ya que algunas que pueden ser por nuestra causa a menudo no estarán cubiertas.

-Las revisiones, mantenimiento y reparaciones se deberán realizar en los talleres indicados.

-Tendremos un límite de kilómetros al año, y en caso de superarlo, deberemos pagar un plus adicional.

Principales diferencias entre renting vs compra tradicional

Tal y como podemos observar, existen algunas diferencias importantes entre el renting y la compra tradicional.

La primera de ellas es que la compra supone que el vehículo será nuestro cuando terminemos de pagarlo, mientras que el renting es un alquiler.

De esta manera, si compramos un vehículo vamos a ser completamente responsables de él, así como de las averías y los problemas que se puedan producir, mientras que en el renting tenemos una mayor tranquilidad a este respecto.

Para el renting no tenemos que realizar pagos iniciales como entrada, ni tenemos que buscar una financiación, preocuparnos por los seguros y otros gastos, lo cual evita calentamientos de cabeza.

Además, una vez que haya finalizado el contrato, estrenaremos coche nuevo sin tener que preocuparnos por vender el viejo, y si el vehículo nos ha gustado mucho, legalmente vamos a tener la posibilidad de comprarlo, para lo cual no tendremos más que llegar a un acuerdo con el arrendador.

Ahora que ya conocéis todos los detalles sobre la comparativa entre renting vs compra tradicional, es el momento de que las tengáis todas en cuenta y realicéis un análisis que os permita determinar si os interesa más optar por una u otra alternativa.



Banner gif dos partes mancha infor %28 %282%29
También te puede interesar 
 
Tm gif
loading...