728x90
Jccm 1337428 arm 0235 r
Jccm 1337428 arm 0235 r
Nuria Villacañas | Castilla-La Mancha 15/10/2020
Francisco Martínez Arroyo, consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, aborda en esta entrevista, desde su condición de hombre y político, el papel que juega la mujer en el medio rural.
Bannercentral 1
 
 
Vota:
Comparte:
 
 
2020. Un año que se recordará en la historia como el año de la pandemia por la Covid-19. Un virus que está marcando las pautas de nuestro desarrollo centrando todos los esfuerzos en combatir este mal que, de acuerdo a un informe de Naciones Unidas, se agrava en el medio rural, siendo las mujeres y las niñas quienes están en desventaja en esta pandemia.

Un agravante que viene a sumarse a tantos otros problemas a los que se enfrentan las mujeres en el medio rural y que hoy, 15 de octubre, Día Internacional de las Mujeres Rurales, se pone en valor volviendo a reivindicar la igualdad de género en el medio rural.

Francisco Martínez Arroyo, consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, aborda en esta entrevista, desde su condición de hombre y político, el papel que juega la mujer en el medio rural y las principales desigualdades a las que se enfrenta, manifestando abiertamente que “siguen faltando políticas activas que favorezcan que la mujer pueda decidir su futuro, haciéndose más visible y liderando la toma de decisiones en todos los ámbitos”.

Martínez Arroyo asegura que “pese al avance de los últimos años todavía hay un largo camino para conseguir el empoderamiento de la mujer, especialmente en el medio rural. Hasta que no seamos capaces de entender que las mujeres son la mitad de la sociedad y que ellas tienen la misma capacidad para tomar decisiones, liderar proyectos, afianzar territorio y decidir su propio futuro no conseguiremos la igualdad de género”.

Barreras para la igualdad

“Vivimos en una sociedad masculinizada. Desde el inicio de los tiempos, el mundo se ha concebido desde la perspectiva masculina, relegando a la mujer al cuidado de pequeños y mayores y a tareas domésticas impidiendo con ello que la mujer, de cualquier edad y lugar, pudiera acceder a las mismas oportunidades que los hombres.
Dificultades que cobran más fuerza en el medio rural. En este punto las mujeres rurales se enfrentan a una doble discriminación en tanto que el medio rural está en desventaja con respecto a las ciudades.
Afortunadamente, aunque despacio, esta discriminación está cambiado. El siglo XXI tiene que ser el siglo de las mujeres. Estamos en el momento en el que todos, hombres y mujeres, trabajemos unidos para conseguir, a través de medidas que faciliten la conciliación y el acceso a la formación y a puestos de trabajo con las mismas oportunidades para todos.
Como hombre y como político, desde el Gobierno de la región, es un compromiso por el que trabajo día tras día”.

Empoderamiento de la mujer en el medio rural

“Castilla-La Mancha es una región eminentemente rural cuya base económica reside principalmente en el sector agrario y agroalimentario. Teniendo en cuenta esta circunstancia y no olvidándonos que la mujer es la mitad de nuestra población creo, sin temor a equivocarme, que el papel de la mujer es primordial y fundamental para el desarrollo de nuestros pueblos.
No podemos olvidar que hoy en día, cada vez son más las mujeres al frente de explotaciones agrarias y ganaderas o aquellas que ocupan puestos directivos en la industria agroalimentaria.
Actualmente, frente al 10% de hace unos años, una tercera parte de los proyectos presentados por jóvenes agricultores corresponden a mujeres, un dato muy significativo que avala el éxito de medidas como la Ley de Titularidad Compartida o el Estatuto de la Mujer Rural.
La mujer en el medio rural es esencial para fijar población y para generar empleo y riqueza a través de sus explotaciones y proyectos empresariales. Por ello, el Plan de Reconstrucción tiene como objetivo que la mayor parte de los recursos públicos vayan destinados a la recuperación de nuestros pueblos”.



Educación y formación claves de la igualdad

“La educación y la formación son las claves para alcanzar la igualdad de género. Los hombres tenemos que ser conscientes y comprender que el mundo lo compartimos a partes iguales con las mujeres y que como tal ellas tienen que tener las mismas oportunidades. Si a ello, le añadimos la aprobación de leyes y medidas que garanticen la conciliación y la necesidad de incorporar a mujeres en puestos directivos alcanzaremos la igualdad de género.
En este punto España camina despacio pero con firmeza. Estamos en un momento clave para seguir avanzando. En Castilla-La Mancha estamos poniendo todas las herramientas y mecanismos para que así sea.

El mejor ejemplo es el Estatuto de las Mujeres Rurales. Una Ley que da poder a la mujer rural, la hace visible y la sitúa en el mapa de la actividad regional. Un Estatuto, del que me siento muy orgulloso, puesto que Catilla-La Mancha ha sido, junto con el País Vasco, pionera en la introducción de un marco que garantice los derechos de las mujeres rurales. Hay que seguir en esta tarea y conseguir que la mujer ocupe puestos de responsabilidad y tenga, como en el caso de Cooperativas Agroalimentarias de Castilla-La Mancha, las mismas cuotas de representación que los hombres.

Hemos puesto las bases y ahora toca trabajar para conseguir que este Estatuto y otras medidas sean todo un éxito.

VÍDEO FELICITACIÓN





Tm gif
También te puede interesar 
 
Banner gif dos partes mancha infor %28 %282%29
loading...