manchainformacion.com | Ocio & Turismo 26/10/2020
 
 
Vota:
Comparte:
 
 
Esta palabra tan utilizada en la actualidad designa una mala experiencia compartida por los padres de niños y adolescentes alrededor del mundo. El término por sí mismo traduce “intimidación” o “acoso”. Pero, se emplea en los casos de hostigamiento hacia menores en edad escolar.

El bullying se presenta cuando un niño o adolescente ejecuta acciones de agresión continua a sus contemporáneos. Las víctimas de estos ataques suelen ser chicos introvertidos, con baja autoestima o aquellos con dificultad para socializar.

Sin embargo, los individuos que reciben los maltratos podrían identificarse como diferentes al resto de sus compañeros. Por tanto, no es una condición que dependa necesariamente de un defecto en la personalidad.

En el otro lado de la ecuación tenemos a los abusadores, quienes suelen ser personas populares durante la escuela. Los victimarios usan esta superioridad social para atacar a otros de manera física, psicológica o verbal. De tal modo, logran marcar a ciertos chicos como perdedores y aislarlos del resto causándoles secuelas negativas.

No obstante, ante este panorama tan desalentador y con un problema tan serio, hay formas de atacar el problema. La tecnología puede jugar un papel clave en la seguridad de los niños.

El bullying se ha convertido en un problema social inquietante. Sin embargo, mSpy aporta la tecnología para detener el acoso con un software de vigilancia.

Consecuencias Del Bullying en Los Niños y Adolescentes

Depresión: es uno de los primeros síntomas en vista de que el niño o adolescente es forzado a romper con su entorno social. Debido a que se siente solo y agredido empieza a mostrar signos de tristeza crónica. Estos pueden ser: llanto, somnolencia, apatía, descuido, introversión, irritabilidad.

Trastornos alimenticios: debido a que el bullying despierta inseguridades psicológicas, las víctimas pueden desarrollar bulimia, anorexia u obesidad. El acoso afecta la autoimagen, se sienten feos, gordos o demasiado flacos. Dicha consecuencia es común cuando el acoso va dirigido a la apariencia física.

Pensamientos suicidas: las agresiones continuas hacen que la vida de los chicos parezca gris y difícil de afrontar. Por ende, es común que consideren acabar con su sufrimiento poniendo fin a su existencia. Es un hecho comprobado que niños y adolescentes se han suicidado a causa del bullying.

Ataques de ansiedad: los receptores de malos tratos sienten miedo constantemente. Siendo esto así, el niño puede presentar episodios de ansiedad antes o después de ir a la escuela. Se muestran inquietos, les falta el aire o se exaltan con facilidad.

¿Cómo Atender Este Problema Con la Tecnología?

Uno de los canales más utilizados para el bullying lo componen las redes sociales. Esta herramienta es muy nociva para quien está siendo intimidado porque nunca puede desconectarse del acoso. Aun así, los padres pueden tomar ese recurso a su favor usando un programa de vigilancia secreta.

Se trata de mSpy. Es un software que te permite monitorear el uso de los dispositivos electrónicos de tu hijo para detectar el bullying a tiempo. Podrás identificar a los acosadores porque tendrás acceso completo a:

● Mensajes que recibe, envía e incluso los eliminados.
● Redes sociales: Facebook, Instagram, Snapchat y muchos más.
● Llamadas salientes, entrantes y desconocidas.
● Aplicaciones descargadas, correos electrónicos, agendas.
● Historial del navegador.

El sistema de mSpy te da acceso a un tablero donde resume y actualiza toda la información recabada hasta el momento. Incluso sabrás si tu hijo tiene algún comportamiento anormal debido a que contarás con un GPS las 24 horas del día. Ahora estarás enterado de qué lugares frecuenta y con quien se relaciona.




También te puede interesar