Laura Figueiredo | Campo de Criptana 11/11/2020
 
 
Vota:
Comparte:
 
 
Ana Belén Pintado Lucas-Torres ve como el proceso judicial iniciado en enero de 2019 da un paso más y siempre esperanzador. Este viernes, 13 de noviembre, la Fiscalía ha llamado a declarar a la matrona que asistió el parto de su verdadera madre y lo hace como investigada. La cita vuelve a ser en los Juzgados de Instrucción de Plaza Castilla de Madrid a las 12 de la mañana.

Ana Belén ve en esta citación un paso importante en un proceso lento pero que poco a poco va abriéndose y avanzando en medio de dificultades y del tesón que desde el principio ha demostrado esta mujer criptanense. La niña robada de Campo de Criptana está convencida de que de esta comparecencia va salir algo importante y decisivo encaminado a enjuiciar y declarar culpable al principal responsable de que ella y su familia biológica vivieran 45 años separados y en medio de mentiras. Se trata del doctor, José María Castillo Díaz, director durante los años oscuros del robo de niños en la clínica Santa Cristina de Madrid.

Por su parte, Pilar V.G. madre de Ana Belén, no puede dejar de emocionarse cuando habla de su hija y de la situación tan dura que han vivido. Ahora se muestra contenta con la noticia de la Fiscalía y nos dice “que esto quiere decir que la Justicia se está tomando interés”. Tanto ella como su hija desean que la Justicia “haga verdadera justicia y que estas personas paguen por lo hecho”. Pilar apuntaba que se trata “del robo de 45 años de vida juntas a madre e hija”. Ana Belén y Pilar no salen del asombro de “cómo estas personas pueden vivir tan tranquilas con todo el daño que han hecho”. “Ahora, dicen, tienen una oportunidad para rectificar y decir la verdad de todo lo que pasó”. Y es que al caso de Ana Belén Pintado se suman cientos de niños robados en diferentes hospitales de España durante décadas con la implicación de personas que se lucraron económicamente.

Ana Belén lo tiene más que claro, “sé que en esto no estoy sola y Dios me está ayudando. Verdad solo hay una y esta gente tiene que pagar”. Además, ve como este proceso abre puertas a tantas otras personas que, sabiéndose niños robados o madres separadas de sus hijos, no han podido encontrarse ni ven luz en un caso escandaloso. En este sentido, nuestra valiente y decidida criptanense anima a todos a seguir luchando y a tomar la iniciativa de manera particular: “que revuelvan todo lo que haga falta como hice yo y sigo haciendo porque se puede lograr”.

Al lado de Ana Belén Pintado está Aurelia Fuentes, la abogada de Campo de Criptana que lleva su caso y la acompaña en todo este proceso judicial. Ella nos explicaba que la citación de la matrona como investigada es algo muy relevante en el proceso y espera que sobre todo sea efectivo. Aurelia ve que el caso sigue adelante a instancias de la Fiscalía lo que demuestra que las cosas van estando claras jurídicamente hablando y más en un caso como el de Ana Belén en donde hay una madre, una hija y unos documentos que ponen de relieve toda la serie de engaños y falsedades.

Todos en nuestro pueblo recordamos el caso de “la bebé robada de Campo de Criptana”. Ana Belén Pintado Lucas-Torres hace más de dos años lograba encontrar a su madre biológica, Pilar V.G. de la que fue separada nada más nacer. Ana Belén decidió abrir proceso judicial una vez conocidos los resultados de las pruebas del ADN que confirmaban su relación como hija de Pilar, una mujer que vive en Madrid y que es natural de Ávila. Era en enero del año pasado cuando se presentaba la querella criminal que fue admitida a trámite tras adjuntar además documentos originales que unos años antes Ana Belén encontraba entre los papeles de sus padres adoptivos ya fallecidos. Se trata de su partida de nacimiento original en cuyo margen aparecen datos de adopción con apellidos falsos y la declaración de nacimiento practicada por José María Castillo Díaz en calidad de médico que asiste al alumbramiento. Ambos documentos están firmados por el doctor denunciado.

Fruto de esta querella, fueron en primer lugar llamadas a declarar Ana Belén y su madre Pilar para en octubre del año pasado hacerlo el denunciado, el doctor José María Castillo. De aquella comparecencia la declaración del médico quien aseguraba que no recordaba nada y de pasó el testigo al médico neonatólogo que asistiera el nacimiento de Ana Belén el 10 de julio de 1973. Lo único que reconoció en esta comparecencia el doctor fue su firma en los documentos aportados por parte de la acusación.


También te puede interesar 
 
loading...