manchainformacion.com | Salud & Nutrición & Belleza 13/11/2020
 
 
Vota:
Comparte:
 
 
¿Conoces las cápsulas de ajo? Lo cierto es que son un excelente suplemento nutricional que, entre otras cosas, resulta de gran ayuda a la hora de reducir el colesterol. Siempre es bueno tratar de consumir ajo habitualmente o incluirlo en los platos que forman parte de nuestra dieta, pero hay a quien no le gusta consumirlo así y esto también puede servir como una excelente alternativa.

¿Cuál es la dosis diaria recomendada?

Aunque frecuentemente viene especificado en el envase, para que te hagas una idea te diremos que la dosis recomendada suele ser de 600 a 900 miligramos diarios. Lo habitual es dividirlo en 3 tomas al día (una antes de cada comida).

¿Qué pueden hacer las cápsulas de ajo por tu salud?

Los diversos estudios que se han realizado sobre este tipo de cápsula determinan que aportan una gran cantidad de beneficios a la salud. Por supuesto, siempre sin excederse de las dosis indicadas, ya que hacerlo podría ser contraproducente.

Para el corazón

Contiene componentes sulfurados como la alicina que contribuyen a disminuir el colesterol LDL (conocido como “colesterol malo”) y a aumentar el HDL (bueno), algo que es de gran ayuda a la hora de cuidar la salud coronaria.

Contra el envejecimiento prematuro

Sus compuestos sulfurados le otorgan un efecto antioxidante que reducen el estrés oxidativo que causa el deterioro celular y que, además del envejecimiento precoz, también podría conllevar otras malas consecuencias para la salud.

Para la mente

Mejora la memoria y la capacidad de aprendizaje, reduciendo también las posibilidades de sufrir enfermedades relacionadas con el deterioro mental.

Reducción del azúcar

Aunque no reduce el azúcar en sangre de forma muy significativa, si está demostrado que puede servir para controlar y tratar enfermedades relacionadas con un nivel alto de esta en la sangre (por ejemplo, la diabetes).

Control de la presión arterial

Estas cápsulas de ajo provocan que los vasos sanguíneos se relajen, propiciando de esa forma que la pared vascular se relaje y que el flujo sanguíneo mejore.
Además, algunos de los compuestos del ajo también inhiben la agregación plaquetaria, logrando así que disminuyan los trombos.

Mejora del sistema inmunológico

Gracias al efecto inmunomodulador que crean en el organismo se aumentan sus células de defensa, que son las encargadas de luchar contra las infecciones.

Alivio de los síntomas de la osteoartritis

Sus propiedades antiinflamatorias consiguen que resulte de ayuda a la hora de aliviar las molestias causadas por la osteoartritis, la forma más habitual de artritis que causa inflamación y dolor en las articulaciones, además de una disminución del movimiento de estas.

Protección ante el síndrome metabólico

Hay varios estudios que han comprobado que las cápsulas de ajo también actúan como barrera de protección ante el síndrome metabólico. Este puede causar enfermedad cardiaca e incluso aumenta el riesgo de padecer diabetes, pues produce un crecimiento conjunto de los niveles de presión arterial, colesterol y azúcar en sangre.

Como habrás visto, el ajo puede hacer mucho por tu salud. El hecho de que no te guste consumirlo fresco tampoco es ninguna excusa, pues para eso existen alternativas como las cápsulas de ajo. Así también evitas de paso otros inconvenientes como el olor que deja esta hortaliza en su forma más tradicional de consumirla.



También te puede interesar 
 
loading...