manchainformacion.com | Empresa y Formación 03/12/2020
 
 
Vota:
Comparte:
 
 
Hasta este diciembre 2020, todas las compras realizadas a China vienen exentas de IVA y aranceles, debido a su bajo valor o porque los vendedores declaran un valor inferior del real. Pero se ha acabado el chollo, a partir de 2021, dará igual el valor de nuestra compra, tendremos que pagar el IVA igualmente.

Estas reformas han obligado a muchas empresas europeas a que estas tuvieran un número de IVA en España, donde antes lo hacían con un IVA intercomunitario, como por ejemplo a la hora de comprar en Amazon.

IOSS: adiós a la exención de IVA en pedidos de menos de 22 euros

La parte que más nos afectará a los consumidores será sin duda la introducción del IOSS o Import One Stop Shop. Actualmente, cualquier pedido de menos de 22 euros que llegue a la UE desde un país extranjero no paga IVA. Por ello, los usuarios que realicen compras de pequeños productos, no deben preocuparse de los trámites aduaneros.

Los vendedores de China aprovechan este vacío legal y declaran productos como móviles, tables, o smartwatchs por menos del valor real. Ante el gran volumen de envíos que hay, la mayoría pasan por aduanas sin pagar impuestos, puesto que no se abren los paquetes para comprobar si la declaración es real.

A partir del 1 de enero de 2021 dará igual el valor del producto, pues todo lo que venga importado de un país de fuera de la UE, tendrá que pagar IVA. Las tiendas tendrán que cobrar el IVA y luego ingresarlo posteriormente al país destino mediante esta “Import One Stop Shop”.

Esto se aplicará a pedidos cuyo valor sea inferior a 150 euros. Si no se utiliza el IOSS para pedidos de menos de 150 euros, el IVA será recaudado en destino y pagado por el usuario a la agencia de transporte o aduanera correspondiente. El pago de este IVA se realizará de manera mensual por parte de los usuarios.

En el caso de que el pedido supere los 150 euros, se seguirá el mismo procedimiento de importación aduanera que hacemos en la actualidad, pagando el IVA y aranceles correspondientes.

Por tanto, todas las empresas importadoras tendrán que tener su número de IVA, llamado IOSS-VAT, por lo que por ejemplo tiendas como AliExpress cobrarán el IVA a los usuarios, y tendrán que enviar todos los datos y el dinero al país de destino, en nuestro caso España. Este IOSS-VAT se asignará a una empresa que actuará como intermediaria para la recaudación de este impuesto.

Aparecerá un nuevo problema, la doble imposición. Si un pedido realizado desde España o cualquier otro país miembro de la UE, llega desde un país externo (China-España) tan solo habrá que pagar el IVA de importación. Pero si antes de llegar a España, el pedido llega a otro país miembro de la UE antes (China-Alemania-España), el IVA se tendría que pagar dos veces.

El objetivo de este tipo de medidas es evitar la evasión fiscal que ocurre cuando se realizan pedidos a China, e intentar favorecer las compras dentro de la Unión Europea.

Lo que ocurrirá más probablemente será que tendremos que pagar el IVA directamente en las tiendas chinas cuando hagamos el pedido, como AliExpress, Gearbest, Banggood y similares.

Por lo tanto, en todas las compras que realicemos en Amazon, Aliexpress, Banggod y similares que procedan de China, tendremos que pagar la Aduana, incrementando su valor. Las que realicemos en España, se encontrarán más cerca de su valor real.

THE PHONE PLANET

C/Virgen de Criptana, 31. Campo de Criptana // Tlf: 926 56 05 05 // www.thephoneplanet.es

También te puede interesar