Javier Fernández-Caballero | Quintanar de la Orden 14/12/2020
 
 
Vota:
Comparte:
 
 
La localidad toledana de Quintanar de la Orden pone fin a un año muy duro. La pandemia del COVID truncó las ilusiones de sus más de 11.000 vecinos en uno de los pulmones poblacionales de la comarca Mancha Centro, pero la vida sigue y su sociedad sigue creciendo. Entrevistamos a su alcalde, Juan Carlos Navalón.

Ha sido un año muy duro para todos los sectores: sanitario, empresarial, institucional… si tuviese el alcalde de Quintanar que ponerle título a este 2020 en el municipio, ¿cuál sería?


El año 2020, el peor año desde final de la Guerra Civil.

¿Qué balance global hace del año en Quintanar?

El año comenzaba con una cierta esperanza por el desarrollo del 2020 desde todos los puntos de vista, pero al llegar la pandemia los nubarrones negros se convirtieron en una quiebra total de la sociedad, de la economía, de la cultura y de los hábitos de vida y de costumbres de muchos años. No estábamos preparados ni desde el punto de vista sanitario, ni económico ni político para esto. Tuvimos que tomar decisiones muchas veces equivocadas, pero actuando siempre con improvisación por los acontecimientos que se iban sucediendo. Al final, la pandemia consiguió retroceder tras el duro confinamiento que provocó una crisis económica histórica. Tras ello, ha venido una segunda ola que nos recuerda que el virus sigue ahí y no retrocede. Las vacunas están próximas, pero mientras tanto tenemos que seguir tomando medidas oportunas para combatirlo.

Obviando lo malo, ¿qué es lo bueno que ha pasado para Quintanar este año?

Hemos descubierto que tenemos una sociedad civil muy colaborativa y unida. Fue un acto heroico el hecho de que, en un momento en el que no había EPIS para las residencias y centros sanitarios, las mujeres se pusieron a fabricar estos equipos y, de ese embrión de mujeres, surgió luego un movimiento ciudadano de voluntarios y voluntarias que, a través de la industria pantalonera, fabricaron en masa para toda la región y para todas las comunidades limítrofes EPIS para sanitarios y para la atención a mayores. Eso ha sido objeto de reconocimiento en numerosas ocasiones.

El avance empresarial en el municipio sigue creciendo a pesar de todo: se ampliará el Polígono Industrial.

No hay que esperar a 2021 para que el avance empresarial siga creciendo en Quintanar: en esta misma fecha están en marcha proyectos tan importantes como la rotonda de acceso al Polígono o la rotonda de acceso a la carretera de Miguel Esteban, obras que se aprobaron en pleno a pesar de la oposición del PP y VOX gracias a un remanente de tesorería para ejecutarlas. En 2021 saldrán a licitación las dos obras, como la modificación de la norma subsidiaria de suelo industrial. Afortunadamente, el Polígono Industrial de Quintanar se ha quedado pequeño y, a través de esta modificación, se pondrán a la venta unos 500.000 metros cuadrados más. Sin duda alguna, es una gran noticia que en Quintanar grandes empresas requieran de gran suelo industrial.

Quintanar sigue colocándose como una de las localidades de referencia en la Mancha Centro y en la Mancha toledana. Al menos, en cuanto a población, se mantiene la de Quintanar y la sangría demográfica no afecta a este municipio, ¿cómo se está consiguiendo eso?

Así es. En el último censo oficial del INE, nos coloca en 11.130 vecinos, 100 vecinos más que el año anterior: dentro del entorno manchego en el que nos movemos, sabemos que hay pueblos que descienden anualmente de población. Pero Quintanar, gracias al tejido industrial que tiene consolidad, atrae a familias, y debido a la pandemia muchas de ellas procedentes de Madrid se han venido al pueblo para vivir en un ambiente más tranquilo, más relajado, con espacios abiertos. Ellos saben que, en caso de un nuevo confinamiento, no es lo mismo vivir en un pueblo de 11.000 habitantes con el campo al lado que en una urbe con espacios muy reducidos. Y hoy en día, con el teletrabajo, muchas familias pueden desplazarse sin ningún problema a todos los servicios que necesiten. Lo único que falta es una Universidad, porque el Hospital Mancha Centro está a poco más de 20 minutos de camino.

¿Cómo se prepara la Navidad en Quintanar?

Pinta con mucho miedo. La semana pasada hemos subido en el número de contagiados y eso ha hecho que retrocedamos en algunos actos. Por ello, se hace necesario extremar las precauciones: llevamos un año muy malo y todo el mundo está deseando volver a reunirse para tomar un aperitivo y cenar juntos, pero hay que tener mucha precaución. Y, en medio de ese contexto, el problema no es precisamente la hostelería, sino que ésta es la gran damnificada: ésta está cumpliendo las normas a rajatabla, pero el problema está en las reuniones privadas, en las casas de campo, en las juntas de jóvenes y no tan jóvenes que hacen que ese control disminuya. La hostelería no ha sido la culpable de esta situación, hace muy bien su trabajo pero la normativa la discrimina.

¿Recorrerán los Reyes Magos las calles quintanareñas?

La Navidad tiene que celebrarse y, por supuesto, hemos llegado a una cuerdo con la embajada de Oriente y Laponia para que esta vez vengan a Quintanar con medidas de seguridad los Reyes y Papá Noel: no vendrán a la cabalgata tradicional, sino que les hemos pedido que vayan por todas las casas del pueblo para que los niños y niñas los puedan saludar desde el balcón en un contexto en el que no haya aglomeraciones y sean unas navidades especiales, pero inolvidables también.

La cultura y comercio bien sabe de eso, de reinventarse.

Así es. Ante problemas nuevos, soluciones nuevas: en la plataforma del comercio local presentada el pasado viernes hemos colaborado como Ayuntamiento, la apoyamos y seremos un referente comarcal para que nadie tenga que desplazarse a ningún centro comercial para obtener sus productos, sino que se quede en Quintanar.

También te puede interesar 
 
loading...