Javier Fernández-Caballero | La Puebla de Almoradiel 23/12/2020
 
 
Vota:
Comparte:
 
 
“La pandemia ha hecho que en los pueblos volvamos a mirar a los ojos a nuestros vecinos y ayudarnos mutuamente”. Es una de las frases que el alcalde de la localidad toledana de La Puebla de Almoradiel, Alberto Tostado, deja en una entrevista-balance del año 2020 con manchainformacion.com.

Fue un año que “empezó muy mal” en el municipio con el asesinato en febrero de una mujer víctima de violencia de género en Puebla y que prosiguió con la declaración del estado de alarma ya en el mes de marzo. “Ha sido un 2020 para olvidar”, asegura el alcalde, pero lo que insta a no olvidar es la “unión y solidaridad de todos los vecinos” no sólo de Puebla sino de la comarca.

“La pandemia nos ha cambiado a todos el chip. Ha sido una época de reflexión, sin duda. En los pueblos nos hemos dado cuenta de que tenemos comercio local, de que tenemos una red de apoyo increíble como es la de los comerciantes y hosteleros, y eso nos sirve para pensar que en los pueblos tenemos que mirar hacia dentro, tenemos que mirar hacia hacer pueblo”, defiende el primer edil almoradiense. “La economía de los municipios hay que basarla en nosotros mismos, en nuestra gente, y de eso bien ha dado cuenta la pandemia”, añade Tostado.

UNA DURA SEGUNDA OLA DE COVID EN SEPTIEMBRE

Tras las primeras semanas de estado de alarma, la segunda ola de COVID en Puebla llegó en septiembre: “Se fueron suspendiendo todos los actos de verano, incluso la no feria, pero en septiembre nos llegó una segunda ola que incluso nos hizo perder a alguno de nuestros vecinos. Por ello, estuvimos en fase 3 casi dos meses”, se lamenta el alcalde.

“Lo pasamos mal en esa segunda ola pero hemos vuelto a salir adelante”. Por eso, estos días “hay que pedir prudencia, responsabilidad y mantener el cuidado a nuestras personas mayores”, pide Tostado.

INCREMENTO DEL GASTO SOCIAL EN UN 30% ESTE AÑO

A nivel de Ayuntamiento, “se han hecho mantenimientos en edificios como la Biblioteca, que está completamente reformada o en la Escuela de música, a la que también se le ha dado un lavado de cara, así como los colegios”, explica. “Muchos de los gastos para fiestas y que iban destinado a asociaciones se han invertido en la Biblioteca, en una nueva pista de pádel y en adecentar los parques infantiles que teníamos”, añade.

También se ha incrementado el gasto social en un 30%, sobrepasando los 40.000 euros en total, además de personal, ya que se han tenido que ampliar profesionales tanto en ayuda a domicilio como en limpieza de colegios.

PROYECTOS PARALIZADOS

En cuanto a proyectos paralizados que se retomarán en 2021, Tostado resalta el proyecto de la piscina, que comenzará en enero o el del molino Pingazorras… “todo eso se ha ido aplazando y, por plazos y tiempos, no se han podido llevar a cabo, pero los retomaremos estos meses”, asegura.

SUBIDA DEL IBI

Tostado también hace referencia a la subida del IBI, algo “necesario para salvaguardar el Ayuntamiento y el bienestar social”. Confiesa que “nos ha dolido mucho, pero lo teníamos que hacer”. Se hizo una concentración por parte de agricultores “en la que agradecimos el comportamiento de ellos y lo entendimos, pero vimos que era necesario y que realmente no supondrá un gran coste porque se adapta a los IBIS de rustica del entorno”, defiende Tostado.

“Incluso esa subida está por debajo de muchas localidades vecinas como Corral, Villanueva, Villa de Don Fadrique o Quero. Todo esto hará que tengamos un presupuesto que queremos llevar a cabo en enero y en el que queremos que vengan reflejadas algunas inversiones importantes como las luminarias, la piscina, el molino…”, enumera el alcalde.

ÉXODO URBANO… HACIA LOS PUEBLOS DE LA MANCHA

Sobre las opciones del teletrabajo y la vuelta de antiguos vecinos a Puebla debido a esta situación, Tostado pone en valor que “la gente nos está mirando a los pueblos como una opción para vivir: están viniendo a las casas que tenían sus padres o abuelos y, por ello, tenemos que reivindicar pueblos bien comunicados y con infraestructuras para que la gente regrese al mundo rural”, pide el alcalde.

“A la Mancha toledana se la tiene que mirar con ojos de inversión. Si no, estamos abocados a perder recursos, a perder habitantes y a tener que irnos a las grandes urbes. El dinero de Europa tiene que revertir en las comarcas, especialmente en la nuestra, para que sea un motor que estabilice población”, concluye.
También te puede interesar 
 
loading...