manchainformacion.com | Empresa y Formación 23/04/2021
 
 
Vota:
Comparte:
 
 
Las clases son muy eficientes para aprender, aunque no es lo único que se debe hacer para dominar un idioma. Para que todo eso se logre es necesario poner mucho esfuerzo, dedicación y por sobre todo, tiempo. Además, es necesario acomodar algunos hábitos de la vida diaria para estar predispuestos a absorber el nuevo idioma. A continuación dejamos algunos consejos para aprender de manera más rápida.

Si tomamos clases, podemos creer que recordaremos las palabras y sus significados para siempre. Sin embargo, es muy fácil de olvidarlas en cuestión de un corto plazo. Por eso es fundamental tomarse el trabajo de memorizarlas, escribirlas, practicar con ellas y utilizarlas en diferentes contextos. Sin dudas, hacerlas habituales en la cotidianeidad servirá para retenerlas y asimilarlas mejor. Se trata de vincular las palabras con sus significados y practicarlas y combinarlas en conversaciones o momentos específicos.

Además, es importante ponernos objetivos específicos para un determinado período de tiempo. Esto puede ayudar a organizar el trabajo de aprendizaje, poniendo pequeñas metas para lograr el objetivo final. Para coordinar este trabajo, siempre es bueno contar con un profesor o coach que guíe el proceso.

En el caso de que estemos de viaje y queramos aprender el idioma del lugar, debemos intentar evitar los amigos o contactos que hablen nuestro idioma. Si nos rodeamos sólo de personas que hablan nuestra lengua materna, menos predispuestos estaremos a hablar en el idioma que queremos aprender. Lo ideal es relacionarse con gente del lugar, porque estaremos obligados a conversar con ellos y de esa manera aprender sus expresiones y pronunciaciones.

Del mismo modo es necesario realizar actividades y entretenimientos en los que tenga presencia el idioma a aprender. Es cierto que si consumimos lecturas, música o productos audiovisuales en el idioma extranjero, será mucho más fácil incorporarlo y dominarlo de manera más ágil. Se trata de propiciar los entornos y las oportunidades para que la práctica del idioma sea constante y dinámica, y que no solo quede estancado en horas teóricas de clase.

Lo del entorno propicio para aprender el idioma es algo muy importante. Así lo establece el siguiente estudio, https://preply.com/es/d/global-worldwide-language-index--lp, que permite ver cómo distintos países europeos disponen o favorecen el aprendizaje de idiomas. En dicho estudio se analizan distintos factores, que indican en qué medida un país está más preparado que otro. En el caso de España, por ejemplo, el estudio indica que se encuentra en el puesto número 12 de entre los 27 que participan, con un nivel del 100 % de niños que acceden al aprendizaje de idiomas en educación primaria. En este sentido, la educación de idiomas en edades tempranas también es un aspecto a destacar, ya que los niños pueden absorber el idioma de manera más ágil y rápida.

En el estudio mencionado, también se analiza qué tipo de traducción utilizan los países para los contenidos televisivos, y establece que los subtítulos son la mejor forma de aprender idiomas en tanto es posible asociar los textos con los sonidos. En este punto, es que hacemos hincapié en siempre consumir productos culturales en el idioma que deseamos aprender, para que la incorporación sea más natural.

Finalmente, como último consejo, podemos decir que la constancia es lo único que nos llevará a lograr nuestro objetivo. Puede parecer un trabajo arduo, pero que si lo logramos seguramente nos traerá muchos beneficios.
También te puede interesar