Javier Quintanar Cenjor | Salud & Nutrición & Belleza 21/04/2021
 
 
Vota:
Comparte:
 
 
Nuestra dentadura se compone de 20 dientes de leche y 32 en la edad adulta. Están compuestos por corona, cuello y raíz pudiendo encontrar en cada uno de ellos, esmalte, dentina, pulpa dental, cemento y tejido nervioso que entra por la raíz. Están bañados en saliva que nos protege, neutralizando ácidos, favoreciendo la digestión, deglución, etc.

Para conseguir una boca sana hay que tener continuamente presente la higiene. La falta de higiene bucal da lugar a la aparición de múltiples problemas en la boca. De hecho, con una correcta higiene correcta probablemente llegaríamos a la tercera edad con todas las piezas conservadas.

Si no hay higiene, aparece la caries. Mas del 95 % de las personas con más de 60 años han padecido alguna vez caries, y otro gran porcentaje no han tratado esta caries. Si conocemos por tanto la manera de evitarlo, ¿por qué no hacerlo correctamente?

Con un cepillado correcto 3 veces al día utilizando pasta dentífrica adecuada, colutorio y seda dental. Es necesaria mucha concienciación y educación infantil para conseguir esto.

Tan importante como el diente es donde va anclado y cómo se sujeta. La afectación del tejido blando, por la acumulación de placa bacteriana puede dar lugar a la inflamación de la encía y sangrado. Es una alteración muy frecuente también llamada gingivitis. Estamos también a tiempo de actuar con una correcta higiene y productos adecuados: pasta de dientes con un nivel adecuado de clorhexidina, o triclosán, aportes vitamínicos concretos en esa pasta. Restablecimiento de la flora bacteriana buena con probióticos específicos de la cavidad bucal.

Acompañado de un adecuado cepillo y un colutorio con ingredientes específicos para esta patología. Entre ellos también el cpc(cloruro de cetilpiridinio) que además ha demostrado efectividad en la destrucción de coronavirus presente en la cavidad oral.

Es interesante recordar, que la saliva juega un papel muy importante en la boca. Su ausencia puede provocar estos problemas mencionados además de una peor digestión y un mal aliento. Si tomamos alguna medicación que reduzca la presencia de saliva, hay que combatirlo cuanto sea posible.

Existen varias opciones para paliar esta sequedad de boca. Pasta dentales específicas, colutorios, geles tópicos, etc. Con glicerina, con aceites esenciales, glicirrinato, aloe , etc. Además de numerosas presentaciones de caramelos, chicles etc. Si estas tomando alguna medicación que tenga como efecto adverso boca seca, coméntaselo a tu farmacéutico.

En cuanto al mal aliento, bien por cambios en el pH, por una falta de higiene, o por escasez de saliva puede aparecer este problema. Para combatirla necesitaríamos extremar la higiene haciendo hincapié en toda la cavidad oral incluida la lengua que es donde permanecen multitud de colonias bacterianas causantes del problema.

Recordemos, por tanto, la importancia de una higiene bucal adecuada para evitar males mayores y teniendo siempre en cuenta que es una de las principales vías de entrada de microorganismos patógenos en nuestro cuerpo.

Javier Quintanar Cenjor
Farmacéutico comunitario de Pedro Muñoz
Colegio Oficial de Farmacéuticos de Ciudad Real


También te puede interesar