Nuria Villacañas | Alcázar de San Juan 20/01/2021
 
 
Vota:
Comparte:
 
 
El silo de Alcázar de San Juan vuelve a cobrar vida gracias a la cesión que el Ayuntamiento ha hecho de dos naves aledañas a la Asociación Banda de Música y a la Asociación de Canaricultores Don Quijote.

Una cesión que, tal y como ha explicado la alcaldesa alcazareña, Rosa Melchor, “avala por un lado, el compromiso del Ayuntamiento de dotar a las asociaciones de instalaciones para que puedan desarrollar en las mejores condiciones sus actividades, y por otro el de recuperar el patrimonio de Alcázar de San Juan, tal y como vamos a hacer con este silo”.

Un silo que, una vez llevadas a cabo las tareas de limpieza y cerramiento, servirá como sede para el proyecto de captura de palomas y erradicar con ello la plaga que hay en la ciudad. En este punto, Melchor ha destacado que ya se ha adjudicado el servicio a la empresa que lo llevará a cabo y que en breve firmarán un convenio con la Sociedad de Cazadores para que puedan cazar palomas fuera del casco urbano.

Cesión y uso de naves

En cuanto al uso de las naves, cuyas obras ya han comenzado y cuya inversión por parte del Ayuntamiento alcanza los 50.000 euros, Rosa Melchor ha detallado que una de ellas, con una superficie de 220 metros cuadrados, será sede de la Asociación de Canaricultores Don Quijote. Un nuevo espacio que viene a dar respuesta a la demanda de la propia asociación, tal y como ha explicado su presidente, Antonio López, quien agradecía este apoyo y esta cesión de cara ampliar el espacio que actualmente están utilizando y, sobre todo, a garantizar la mejora para los canarios.



Agradecimiento compartido por el presidente de la Asociación Banda de Música de Alcázar de San Juan, Jorge Román, quien explicaba que en una primera fase, “ya que se trata de un proyecto costoso y a largo plazo”, se están acometiendo obras en el espacio que albergará la sala de ensayos. “Queremos dotar esta nave, que cuenta con una superficie de 800 metros, además de la sala de ensayos, con diversas aulas de formación, un aula para la joven orquesta, un sala de estudio y una archivo. Un proyecto ambicioso cuyo coste alcanza los 180.000 euros y que por tanto tendremos que acometer en plazos”.
En esta línea, Román aseguraba que el objetivo de este proyecto es “darle un futuro mejor a la Banda pensando en todas sus necesidades”.




También te puede interesar 
 
loading...