manchainformacion.com | Daimiel 26/04/2021
 
 
Vota:
Comparte:
 
 
El Pleno del Ayuntamiento de Daimiel ha aprobado definitivamente este lunes los presupuestos municipales de 2021 tras desestimar las alegaciones presentadas durante el mes habilitado para ello. Estas reclamaciones, dos a título individual y otra a cargo del Comité de Empresa del Ayuntamiento, estaban relacionadas con la situación del personal laboral. El portavoz del equipo de Gobierno, Jesús David Sánchez de Pablo, ha indicado que los respectivos informes técnicos elaborados ante estas alegaciones señalan que “no hay base jurídica” para aceptarlos, y por este motivo, con la mayoría del Partido Popular, se han desestimado.

El Grupo Municipal Socialista ha votado en contra porque, en palabras de su portavoz, Ramón Galiana, “si todo estuviera bien, no habría reclamaciones desde los sindicatos”. Izquierda Unida no ha participado en esta sesión extraordinario por la ausencia de su portavoz, Galo Sánchez-Bermejo. Cinco minutos después de las ocho y media de la mañana, hora fijada para el pleno, el alcalde ha excusado su presencia y ha abierto el debate porque “no acaba de llegar”, decía. Sánchez-Bermejo ha confirmado a Radio Daimiel que ha tenido una avería en su coche y no ha podido llegar a tiempo a esta sesión que concluía cuarenta minutos después. Así se lo trasladado después del pleno al alcalde y otros concejales de la Corporación Municipal, comentaba.

Debate

En su turno inicial, el portavoz del equipo de Gobierno ha empezado su intervención recordando que ni en las comisiones previas ni el pleno de presupuestos el PSOE puso reparos o abordó la cuestión de fondo que planteaban estas reclamaciones.

A continuación, Sánchez de Pablo ha explicado que lo recogido en los presupuestos, y objeto de las alegaciones, es la inclusión y la dotación económica correspondiente de aquellos trabajadores municipales que son personal laboral. El portavoz del Ejecutivo ha indicado que su número “supera el centenar” y que, en algunos casos, llevan trabajando “más de 25 años en el Ayuntamiento, prestando servicios y funciones estructurales” sin que hasta ahora aparecieran “en la plantilla del Consistorio o en la Relación de Puestos de Trabajo”.

Aclaraba que esta decisión se ha tomado tras una sentencia judicial “de hace unos meses” que obliga al Ayuntamiento a no diferenciar entre indefinido o temporal cuando se trata de personal laboral, y “a recoger todas las plazas que se desempeñan de manera estructural”. Sánchez de Pablo ha insistido en que esto no modifica “ni los derechos ni las obligaciones de estos trabajadores”, que, recalcaba, “no deben tener miedo” a un posible despedido porque “el compromiso del equipo de Gobierno” es mantenerlos en sus puestos hasta su jubilación.

El portavoz del Ejecutivo ha subrayado que ese compromiso está “por escrito” en las actas de la mesa de negociación con los sindicatos, y además está avalado por dos razones: “una, el motivo principal, porque estamos satisfechos con su trabajo; y dos, porque el Ayuntamiento no puede asumir el coste de sus despedidos”.

Sánchez de Pablo ha dicho que a partir de ahora se abrirá una negociación con los representantes sindicales para modificar la RPT, y ha dejado claro que el paso dado es “por responsabilidad” con los futuros gestores que haya en el Ayuntamiento. “No se puede mirar para otro lado, hay que tomar decisiones”, pero eso, añadía, no se va a traducir en despedidos, aunque su situación de “no sea la más regular posible”.

Por esta razón también confirmaba que, cuando lleguen las jubilaciones de esos puestos de personal laboral, se “aprovisionarán de manera correcta” con una Oferta Pública de Empleo (OPE), basada “en el mérito, la igualdad y la capacidad” que regula el acceso al empleo público. “De ahí no nos vamos a mover un centímetro”, zanjaba.

Un plan que choca en la actualidad con las restricciones marcadas, vía Presupuestos Generales del Estado (PGE), por la tasa de reposición. Esto impide al Ayuntamiento convocar todas las plazas que estime oportuno. Por eso, para la sustitución de las jubilaciones que ya se han producido, se han sacado “bolsas de trabajo” de carácter temporal, aunque las trabajadoras que han alegado “entiendan que esa relación laboral pueda ampliarse”, añadía Sánchez de Pablo.

Desde el PSOE, su portavoz ha criticado que de esta decisión se hayan enterado por “terceras personas”, en lo que, percibe Ramon Galiana, habría una intención de “ocultar información”. El portavoz socialista cree que la forma de hacerlo, aunque se cuente con un informe técnico favorable, afecta al “decoro” político y es una “falta de respeto” a los trabajadores municipales.

A juicio de Galiana, “si todo se hubiera hecho tan bien no se habrían presentado las alegaciones”, y señalaba que esta decisión abre la puerta a un doble problema. “Al trabajador por la inestabilidad que sin necesidad se crea, y al Ayuntamiento porque tendría que indemnizar a los trabajadores que perdieran su plaza”, apuntaba.

Galiana pedía una rectificación al equipo de Gobierno porque “a los políticos nos dignifica reconocer los errores”, a la vez que le afeaba que “hayan convertido al Ayuntamiento en una máquina de perder juicios y recibir condenas” en materia de relaciones laborales.

En la réplica, Sánchez de Pablo ha tildado de “barbaridades” las afirmaciones del portavoz socialista, y ha remarcado que el Ejecutivo municipal “no tiene intención de despedir a nadie”, y que esta decisión favorecerá, a su juicio, la transparencia del Ayuntamiento de Daimiel.

Por último, el alcalde, Leopoldo Sierra, ha leído parte de las conclusiones de los informes técnicos para ratificar la posición de su gobierno, y ha asegurado que este es el punto de partida “para no caer en los errores del pasado” y garantizar el acceso al Ayuntamiento a través de una OPE.

La Corporación municipal también ha dado luz verde a la reserva de un canal múltiple del servicio de la Televisión Digital Terrestre (TDT) para la localidad sin intervenciones ni del equipo de Gobierno ni de la oposición sobre este tema.




También te puede interesar