Mari Luz Villalon Casero | Salud & Nutrición & Belleza 02/02/2021
 
 
Vota:
Comparte:
 
 
Muchos de los medicamentos que se dispensan en las Oficinas de Farmacia están formulados en cápsulas.

Se trata de una forma muy cómoda de administrar los medicamentos, pero no a todas las personas les resulta fácil tragarlas. Por eso, a menudo se piensa en abrir la cápsula y tomar el contenido directamente, pensando que el efecto va a ser el mismo.

Lo cierto es que no debemos hacerlo. No debemos abrir las cápsulas ni manipular ningún medicamento (machacar comprimidos…) y hay distintas razones para ello.

Las cápsulas protegen el contenido que llevan por lo que, si las abrimos, puede que el principio activo se esté estropeando. Además, en muchas ocasiones, las cápsulas permiten que el principio activo que contienen se libere donde deba liberarse. Por ejemplo, hay principios activos que se degradan en el estómago y por lo tanto no llegarían al intestino que es donde deberían absorberse. Por eso, al ir en cápsulas especiales que los protegen de la acidez del estómago, resisten el paso por el estómago, llegan al intestino y ya allí se liberan y se absorben.

Otro motivo para no abrir las cápsulas es que puede ser que el principio activo haga daño en el esófago y, por eso, debería ingerirse dentro de la cápsula para que pase por el esófago sin hacerle daño.

Pero sí que existen cápsulas que, teniendo cuidado de que no se pierda el contenido ni se mezcle con nada que no se deba, podrían abrirse y tomar el contenido. Para distinguir las cápsulas que podemos y no podemos abrir, lo mejor es preguntar al farmacéutico antes de manipular nada. El farmacéutico es el experto en el medicamento y quien mejor nos puede informar sobre cómo actuar ante cada medicamento.

En los casos en que el paciente sea incapaz de tragar la cápsula y ésta no se pueda abrir, habrá que intentar recurrir a otras opciones que sí pueda tragar. Hay medicamentos que están formulados en otras formas farmacéuticas, como por ejemplo sobres, que quizás solucionen el problema. Aunque en otros casos, esto no será posible y habrá que valorar la posibilidad de cambiar el tratamiento.
En resumen, debemos saber que no hay que abrir cápsulas, ni partir ni machacar comprimidos...sin consultar antes al farmacéutico, personal sanitario experto en el medicamento y siempre a disposición de los pacientes.

Mari Luz Villalon Casero. Farmacéutica comunitaria de Daimiel
También te puede interesar 
 
loading...