Luis Miguel Comino | Alcázar de San Juan 01/05/2021
 
 
Vota:
Comparte:
 
 
“Estamos a 30 de abril cumplido, mañana entre mayo...”, como dice la letra del canto del Mayo. Un año más la Iglesia de Santa de María ha sido el escenario para pedir licencia a la Patrona de Alcázar de San Juan, Nuestra Señora del Rosario Coronada. Cumpliendo con las normas sanitarias de uso de mascarilla y distancia de seguridad, los vecinos de la localidad han asistido a este acto tan entrañable de bienvenida al mes de mayo, el mes de María y de las Flores.

En este año el encargado de pedir la licencia y pregonero ha sido Rafael Castellanos Manzanares que ha destacado que se trata de un día especial para él, ya que el año pasado no puedo realizar el pregón y este año sí que ha sido posible con público asistente, a través de las redes sociales y medios de comunicación. Castellanos ha destacado que “es un momento para mí de mucho orgullo y mucha responsabilidad”, ya que ha confirmado que va a relatar quién trajo la imagen de la Virgen a Alcázar y en qué año, además de dónde. Castellanos ha destacado que ha estado buscando en los escritos de la gente de nuestra tierra “y he encontrado cosas muy bonitas para decirle a la Virgen”. Castellanos ha afirmado acordarse mucho de su madre que fue la que le inculcó el amor a la Virgen; ha estado colaborando en la Archicofradía de la Virgen del Rosario cerca de 40 años “y bueno, no me he ido”, afirmando que la Virgen lo es todo para él.

El Archicofrade Mayor David Castellanos ha destacado que ya que el año pasado no se puedo celebrar este acto (se celebró por las redes sociales), este año a través de reuniones han decidido celebrarlo con las medidas marcadas por Sanidad y el Ayuntamiento, con el templo al 40 % del aforo, mascarilla, gel hidroalcoholico, distancia de seguridad. Los grupos participantes han participado en un número reducido de componentes “hemos tenido que marcar donde se tiene que poner cada persona de los grupos que van a cantar para que exista la distancia de seguridad”, “vamos a celebrar este acto del 30 de abril cumplido y bueno pues dando gracias a Dios y a la Virgen que el año pasado no pudimos celebrarlo, pero este año pues siguiendo nuestras tradiciones lo vamos a poder celebrar”, ha concluido Castellanos.

En representación de la Corporación Municipal han acudido el teniente de Alcalde, Gonzalo Redondo, la concejala de Servicios Sociales, Patricia Benito y el portavoz del Grupo Popular, Eduardo García. Redondo ha destacado que es un placer recibir el mes de mayo con los miembros de la Archicofradía, como el año pasado no pudo ser “y afortunadamente la vida vuelve a su cauce, la vida vuelve poco a poco a su normalidad y hoy aunque con medidas de restricción de aforo, de espacios y de participantes, podemos celebrar esta tradición Alcazareña en la Iglesia de Santa María”. Redondo ha querido agradecer a la Archicofradía el esfuerzo realizado para celebrar esta tradición de nuestro pueblo “porque no es fácil tomar este tipo de decisiones, dar un paso al frente y querer tirar para adelante y seguir manteniendo vivas nuestras tradiciones en un momento de dificultad, como es el que estamos viviendo”. Redondo ha afirmado estar convencido que todos las participantes de hoy “van a tener en el pensamiento a la Virgen, pero también a todos esos amigos, familiares y seres queridos que desgraciadamente hemos dejado por el camino, por la maldita pandemia, también vaya por ellos la celebración de esto mayos”.

Este año han participado en el canto del Mayo el Coro de Santa Zita, Coro del Barrio de Santa María, Asociación de Coros y Danzas, así como su escuela de Folclore, la Asociación Banda de Música. En esta ocasión no han podido participar debido a las circunstancias la Rondalla del Centro de Mayores y el Grupo de los Rondadores.


También te puede interesar 
 
loading...