@JesusVillajos | Deportes 23/02/2021
 
 
Vota:
Comparte:
 
 
El Sporting de Alcázar volvía a disputar un fin de semana con partidos en sus tres equipos. El más importante, el que enfrentó en la tarde del domingo al conjunto de Álvaro Martínez ante el CDB Herencia en el Fernández de la Puebla. Duelo de colistas en el que ambos equipos se jugaban algo más que tres puntos.

Inicio de la segunda vuelta, derbi comarcal con los precedentes marcados del partido de ida, pero con un denominador común: coger aire de cara a los próximos choques.

Partido feo, poco vistoso para el espectador que por fin pudo acudir al municipal herenciano (tras autorizar, un día antes, la Consejería de Sanidad la presencia de público en los campos de fútbol) en la desapacible y lluviosa tarde de domingo, pero muy efectivo para los intereses sportinguistas. Con Andrés en portería, Antonio Avilés, Racio, Monedero y Arráez en defensa, Anthony, Mario Alaminos, Mingui (63’Manu Paniagua), Diri (63’ Joselu), Palage (67’ Quini)(85’ Monge) y Ferley (63’ Guille Alaminos).

Por parte del conjunto herenciano, caras de ‘viejóvenes’ conocidos de la parroquia alcazareña como Dioni, Moi, Vitín, Díaz-Meco o Alberto Monge que pusieron en dificultades en determinados momentos la portería visitante.

Partido muy serio de los alcazareños que jugaron a la perfección la táctica planteada de inicio e intentando aprovechar las pocas ocasiones de las que se presumía iban a tener a lo largo de los 90 minutos de derbi. Así llegó el gol de Ferlei, tanto de los denominados “psicológicos” al producirse al filo del descanso y que supuso, a la postre, la victoria para el cuadro sportinguista. Medio gol fue gracias a una gran jugada de Alex Palage, uno de los protagonistas del partido, quien aportó fuerza y pegada en el centro del campo, que de un gran pase dejó sólo a Ferlei ante el portero batiéndolo de gran definición.

Resultado con el que se llegó al descanso y con el que el Sporting debería conservar con uñas y dientes más sabiendo de la presión de la afición ejercería sobre jugadores y trío arbitral. Minutos finales agónicos con paradón de Andrés en el descuento, remate al poste minutos después, para ‘echar’ los 3 puntos en el autobús de vuelta a Alcázar de San Juan.

Victoria de alivio que sirve para encarar los derbis fuera de casa ante Tomelloso y Campo de Criptana, al menos, con sensaciones totalmente distintas a las de hace unos días.

También te puede interesar 
 
loading...