manchainformacion.com | Quintanar de la Orden 01/04/2021
 
 
Vota:
Comparte:
 
 
Si por algo se caracteriza la Semana Santa quintanareña, declarada de Interés Turístico Regional, es por poseer unas arraigadas tradiciones vinculadas a las Cofradías, las procesiones y a los diferentes actos litúrgicos de esta Semana de Pasión.

Cada Miércoles Santo en la serenidad de la media noche el estruendo de las carracas irrumpe por las calles de Quintanar en la llamada Procesión de las Carracas que protagoniza la Cofradía del Cristo de la Humildad y con la que simulan la burla y la mofa que sufrió Jesucristo la noche en que fue juzgado y humillado.

Este año, debido a la pandemia, no han podido procesionar; sin embargo, una representación de los Hermanos cofrades se han congregado en la Plaza de San Sebastián a las puertas de la ermita para hacer sonar, un año más, las carracas y rendir así homenaje a su titular, el Cristo de la Humildad.

El acto, que se ha llevado a cabo al aire libre y con todas las medidas de seguridad, ha contado también con la presencia del alcalde, Juan Carlos Navalón que ha acompañado a los presentes haciendo sonar también una carraca. Navalón destacaba la importancia de conservar las tradiciones y de mantener costumbres tan arraigadas que caracterizan a la Semana Santa quintanareña haciéndola única y especial.

A las 21.30 horas se abrían las puertas de la ermita que presidía el Cristo de la Humildad y ante él, los presentes, emocionados, hacían sonar las carracas formando un gran estruendo y recordando tantos y tantos momentos vividos durante años en las procesiones del Miércoles Santo.

El presidente de la Cofradía, Enrique Llanos, agradecía a los Hermanos presentes su asistencia y recordaba a todos los vecinos y vecinas de Quintanar que han fallecido en este difícil año de pandemia. En ese sentido, rogaba al Cristo de la Humildad salud para todos y poder disfrutar, el próximo año, de la Semana Santa.


También te puede interesar 
 
loading...