manchainformacion.com | Salud & Nutrición & Belleza 05/03/2021
 
 
Vota:
Comparte:
 
 
Los tratamientos de ortodoncia avanzados permiten la invisibilidad de los correctores y mayor rapidez en el alineamiento dental.

La ortodoncia invisible se ha convertido en una revolución desde que apareció en el mercado. Ya podemos decir que ha dejado de ser una alternativa a los tratamientos de ortodoncia de brackets para liderar el sector en número de interesados a la hora de resolver problemas de alineación dental.

El único inconveniente de este tratamiento es que no resulta aplicable para todos los problemas de alineamiento, como sí que sucede con los brackets metálicos o cerámicos, aunque los casos en los que Invisalign (que es el nombre por el que se conoce a la ortodoncia invisible) no puede ponerse en práctica son mínimos.

Detrás de un mal posicionamiento de los dientes suele estar la genética. Pero otros factores como los malos hábitos, la falta de cuidados o la edad también tienen influencia en ello. Esto hace que gran parte de la población tenga posibilidades de sufrir este problema en algún momento.

Los motivos principales por las que los pacientes solicitan este servicio a su dentista suelen estar relacionados principalmente con la estética. Pero también es recomendable recordar que existen problemas de salud que están relacionados con una mala higiene dental, como los dolores de cabeza o cuello, dificultades para masticar o deglutir, problemas gastrointestinales como acidez excesiva o malas digestiones y muchos otros.

La pandemia también influyó en el aumento de la demanda

Las restricciones de la vida social que han tenido durante el último año han hecho que las familias hayan podido tener un aumento extra de los ahorros debido a la falta de ocio y viajes principalmente. Estos ahorros, en su mayor parte, han sido destinados a mejoras de salud y estética, entre ellas, todos los aspectos relacionados con los dientes.

El sector dentista reconoce que no han notado demasiado los efectos de la pandemia en cuanto a bajada de visitas a las clínicas. Incluso mencionas que han registrado un leve incremento respecto a años anteriores y mayor gasto por parte de los pacientes.

Esto deja claro que la visita periódica al dentista sigue considerándose esencial. Y especialmente es así cuando se trata de determinar si un paciente necesita tratamiento ortodóntico.

Diferencias entre tratamientos de ortodoncia

Las diferencias existentes entre invisalign y los brackets es evidente. Mientras la ortodoncia invisible consiste en un alineador plástico transparente que, además, es removible y el paciente puede retirarlo y colocarlo cuando quiere, la ortodoncia de brackets es un sistema un poco más incómodo, invasivo y que suele generar molestias, heridas y dolor. Invisalign es mucho más cómodo e indoloro, por lo cual es mucho más agradable para el 90% de los pacientes.

Eso sí, a pesar de poderse quitar y poner fácilmente, ha de utilizarse durante 22 horas diarias para que resulte efectivo. Se aconseja sólo retirarlo para comer y lavar los dientes, dejándolo colocado el resto del tiempo, incluso mientras el paciente esté durmiendo.

Sea un método u otro, lo 100% cierto es que hay que dejar el proceso en manos de un especialista cualificado que será el que lleve el progreso del tratamiento y lo vaya adaptando según las necesidades y los avances que vaya sufriendo la dentadura.

En definitiva, nunca fue más fácil tener una sonrisa bonita sin dolor y sin demasiado esfuerzo. Sólo queda proponérnoslo.
También te puede interesar