Nuria Villacañas | En Profundidad 09/12/2022
 
 
Vota:
Comparte:
 
 
Considerado uno de los hombres fuertes de Alberto Núñez Feijóo, el vicesecretario de organización del Partido Popular, Miguel Tellado, ha visitado estos días Castilla-La Mancha para conocer la situación de la región a través de varias reuniones con colectivos sociales y empresariales. Una ruta con parada en Alcázar de San Juan donde ha analizado aspectos económicos y la posición del PP de cara a las elecciones de mayo, asegurando que su partido “sale a ganar”.

De ruta por Castilla-La Mancha, ¿cómo valora la situación socio-económica de esta región con respecto a otras autonomías?

La valoro con mucha preocupación porque la realidad refleja datos muy alarmantes.

En materia de empleo, en Castilla-La Mancha hay 142.900 parados y el paro juvenil alcanza el 47,87%. Además, los datos revelan que la contratación ha sufrido una fuerte caída, ya que se han firmado 4.894 contratos menos que el mes pasado y 39.291 menos que el año pasado.

En cuanto a la inflación, la variación interanual del mes de octubre es del 8,6%. La media nacional está en el 7,3%, es decir, vivir en Castilla-La Mancha es un 18% más caro que en el resto de España y ya es decir.

Por otra parte, la deuda de esta región ha crecido más de 2.000 millones de euros desde que Page gobierna y el déficit ha aumentado en este año 2022 a razón de 250 millones por trimestre.

Si miramos al crecimiento económico, según la AIREF, Castilla-La Mancha con una tasa del 3,6%, ha sido en 2021 una de las dos comunidades que menos ha crecido de toda España. La media nacional se situó en el 6,4%, casi 3 puntos por encima.

En materia social se registra un incremento en la tasa de hogares que no puede mantener su vivienda a una temperatura adecuada o el porcentaje de familias que han tenido retrasos en el pago de gastos relacionados con la vivienda como la hipoteca, alquiler, recibos de gas, comunidad.

Asimismo, en Castilla-La Mancha la Tasa AROPE, que hace referencia al porcentaje de población que se encuentra en riesgo de pobreza o exclusión social está entre las más altas alcanzando el 32,5%, lo cual sitúa desgraciadamente, a esta tierra, entre las cinco regiones de España que peores datos registran.

Por último, creo que es también muy indicativo de la situación económica que le estoy refiriendo el dato de Cáritas, que estima que en esta región casi 10.000 personas se encuentran en “situación crítica de pobreza” y ha advertido que los próximos años “serán muy complicados”.

Además, de esta preocupante situación económica, el presidente autonómico, Emiliano García Page, al que tanto le gusta acaparar titulares en la prensa nacional aparentando ser lo que no es, se ha quitado definitivamente la careta y ha demostrado que, lejos de ser un contrapeso a los desmanes de Sánchez, es su subalterno.

Ha perdido una oportunidad única para demostrar que, de verdad, está en contra de la deriva del Gobierno de Sánchez y Podemos. Podría haber ordenado a sus diputados que votarán no a la derogación de la sedición y no lo hizo, todos ellos votaron sí y estoy seguro de que en mayo también rendirá cuenta de esto ante los ciudadanos en las urnas.

Desde el PP lamentamos mucho que todos los presidentes socialistas se hayan plegado a los deseos de Sánchez y hayan permitido que el PSOE se diluya en el partido sanchista.

Sánchez está perpetrando y consintiendo un ataque a nuestra Constitución, a nuestro Estado de Derecho y a nuestras instituciones de imprevisibles consecuencias.

Pero la realidad es que Sánchez no actúa solo, tiene cooperadores necesarios que son García Page, y el resto de barones socialistas.

Sánchez puede hacer todo lo que está haciendo porque tiene la bendición de todos estos dirigentes, si tuviera oposición en el seno de su partido, muchas de las cosas que pasan a diario en España no estarían pasando.

Por lo tanto, todos los actuales dirigentes socialistas tienen el mismo grado de responsabilidad: Sánchez que es quien lo hace y Page y sus compañeros que lo consienten y miran para otro lado.

El poder creciente de Otegi, Junqueras y Rufián, que son quienes de verdad deciden hoy sobre España, es responsabilidad de Sánchez, de Page y del resto de presidentes socialistas.

¿Cuál es o será la clave para que Paco Núñez alcance la presidencia de la Junta de Comunidades?

Hay tres cuestiones fundamentales que cualquier político que aspire a ganarse la confianza de los ciudadanos, y por lo tanto a gobernar para ellos, debe poder ofrecer y son: experiencia de gestión, proyecto político y capacidad de trabajo.

Paco Núñez es un hombre que conoce su tierra, sus necesidades, sus problemas, las preocupaciones reales de la gente de esta región y es una persona con experiencia de gestión.

Ha sido alcalde del municipio albaceteño de Almansa y presidente de la Diputación de Albacete, coincidiendo además con un gobierno del PP al frente de la Junta de Comunidades presidido por María Dolores Cospedal.

Por lo tanto, Paco Núñez no viene a aprender a la política, viene ya aprendido y esto es muy importante a la hora de gobernar, y más en un momento tan decisivo y preocupante como el actual, en el que el conjunto de España y, como le decía antes, también Castilla-La Mancha, está inmersa en una crisis económica e institucional sin precedentes debido a la inoperancia del Gobierno de Sánchez en lo económico y su carencia de límites para mantenerse en el poder a toda costa y cueste lo que cueste.

Por otra parte, el PP de Castilla-La Mancha, como el PP del resto de España, ofrece a los ciudadanos de esta comunidad un proyecto político sólido, una hoja de ruta clara en el ámbito económico basada el control de la deuda, en la eliminación de gasto burocrático y en una bajada de impuestos como principales motores para crear empleo y con ello mejorar los servicios sociales.

Desde el PP consideramos que en un momento como el actual, en el que todo es mucho más caro debido a la elevadísima inflación que soporta nuestro país, en el que las familias y las empresas hacen juegos malabares a diario para llegar a fin de mes y mantener su actividad y los puestos de trabajo, es necesario deflactar la tarifa de IRPF a las rentas medias y bajas y bajar el IVA de los productos básicos de la cesta de la compra.

También hemos propuesto medidas para ayudar a las familias a hacer frente al pago de su hipoteca y en el ámbito energético fuimos los primeros en proponer la reducción del IVA de la luz y el gas.

Una medida que, por cierto, al final, afortunadamente, nos copió el Gobierno de España con bastante retraso, eso sí. Pero nos alegramos de ellos porque es bueno para las familias y alas empresas

Asimismo, en el ámbito institucional, el PP de Castila-La Mancha con Paco Núñez al frente y el resto de su equipo ofrecen a los castellano-manchegos la garantía de que el PP nunca cederá en la batalla de la defensa de la libertad, de la Constitución y de la igualdad entre españoles, vivan donde vivan.

Unos principios quebrados por Pedro Sánchez y Page, que cada día subordinan la España real, la España de la mayoría, a los intereses de Otegi y Rufián que son los que mantienen a flote al Gobierno de España. Eso sí, a costa de desgastar a los ciudadanos y erosionar el Estado de derecho y el prestigio de nuestras instituciones.

Por otra parte, cualquier político que pretende obtener la confianza de sus paisanos debe ofrecer como mínimo la misma capacidad de trabajo que los españoles demuestran cada día y, en eso, Paco Núñez está dando una lección de entrega y de servicio a su tierra.

Es un trabajador incansable al que faltan horas en el día para recorrer esta enorme región de punta a punta, reunirse con el tejido productivo, con la sociedad civil y con asociaciones para tomar el pulso real de la calle.

Por todo ello, desde el PP nacional estamos muy orgullosos del trabajo que se está realizando en esta tierra y estamos seguros de que estamos en condiciones de volver a gobernar Castilla- La Mancha.

Recientemente, una encuesta de Sigma Dos destacaba un posible gobierno de coalición entre PP y Vox en Castilla-La Mancha. ¿Tienen contemplada esa posibilidad? ¿Cómo es la relación con Vox?

El PP trabaja para ganar. Salimos a ganar no a empatar.

Nosotros no nos conformamos con unos resultados medio buenos o no tan malos. Queremos lograr la confianza mayoritaria de los ciudadanos de Castilla-La Mancha para poder conformar gobierno del PP sólido y con manos libres para tomar las decisiones que se requieren en un momento tan delicado como el actual y revertir el daño que han hecho las políticas de gasto descontrolado de los gobiernos socialistas y de destrucción de empleo.

El PP es un partido de Estado, es un partido de gobierno, gobernamos ya en 5 comunidades autónomas, además de en la ciudad autónoma de Ceuta y no aspiramos más que a ampliar esos resultados y teñir España de azul, porque creemos que los españoles nos necesitan y así nos lo transmiten en la calle.

Nuestra relación con Vox es de respeto a sus votantes, como no podría ser de otra forma, y nuestra labor pasa por convencerles de que la única alternativa real a Sánchez es el PP y Alberto Núñez Feijoo.

Por tanto, todos aquellos ciudadanos de Castilla-La Mancha que quieren ver a Sánchez fuera de La Moncloa para que los violadores dejen de ver reducidas sus condenas; para que Rufián y Otegi no decidan por un ciudadano de Cuenca o de Toledo o de Ciudad Real; para que el Gobierno deje de atacar y colonizar todas las instituciones del Estado; para que cese esta espiral de incremento del gasto público y de incremento de la deuda; para que de nuevo se cree empleo real y crecimiento económico, solo tienen una opción real de hacerlo posible que es mirar al Partido Popular de Paco Núñez y Alberto Núñez Feijóo.

Cuánto más fuerte esté el PP en toda España, más débiles estarán Sánchez, Otegi y Rufián

En clave nacional, ¿está el PP preparado para afrontar el liderazgo del Gobierno?

Por supuesto, el presidente del Partido Popular, Alberto Núñez Feijóo, no ha hecho otra cosa en su dilatada carrera política que gestionar de forma eficaz y ganar elecciones con mayoría absoluta.

Es el único dirigente político de España que ha encadenado 4 mayoría absolutas en Galicia y al que no ha afectado la irrupción de nuevos partidos a la derecha o a la izquierda.

Por otra parte, el PP es un partido de gobierno tanto en la Administración general del Estado como a nivel autonómico, provincial y local y ya lo hemos hecho.

Cada vez que España ha entrado en la UCI debido al colapso provocado por los gobiernos socialistas, los españoles han llamado al PP para gobernar.

Aunque sin duda, la crisis social, económica e institucional provocada por Pedro Sánchez no tiene precedentes en nuestra historia. Por tanto si ha habido un momento en que un gobierno del PP es más necesario nunca es ahora.

Estamos seguros de que los castellano-manchegos y resto de españoles indignados, atónitos y hartos de Sánchez y de García Page son mayoría y así lo expresarán en las urnas alto y claro, primero en el mes de mayo, cuando se celebren las elecciones municipales y autonómicas y después en las elecciones generales, que Sánchez convocará cuando más le convenga a él y sus intereses personales.







También te puede interesar